CTA

La CTA Córdoba en el II Encuentro de Abya Yala Soberana en Guatemala

Invitada por el Comité de Desarrollo Campesino (CODECA)*, la Secretaria de Prensa y Comunicación de ATE y Secretaria de Relaciones Institucionales de la CTA Autónoma de la provincia de Córdoba, Julia Giuliani, participa desde este martes y hasta el 25 de noviembre en Guatemala del II Encuentro de Abya Yala Soberana, bajo el título: “Pueblos y comunidades en movimiento, desafíos de la decolonialidad para el Buen Vivir”.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Confirmaron su participación delegaciones de organizaciones, pueblos originarios, movimientos sociopolíticos y comunidades en resistencia provenientes de 16 países del Continente de Abya Yala (América)

En el I Encuentro de Abya Yala Soberana, realizado en diciembre del 2021, en Guatemala, las y los participantes abordaron los impactos del sistema neoliberal en sus territorios, las luchas de resistencias creativas, avances de las luchas sociopolíticas en el Continente… y acordaron continuar con los esfuerzos de articulación de las luchas emancipatorias desde los territorios.

En este II Encuentro del que participa la CTA Córdoba, además de revisar los avances de los consensos alcanzados anteriormente, abordarán el rol de los pueblos y movimientos en la nueva geopolítica, los desafíos de la decolonialidad en la cotidianidad de las luchas sociopolíticas de los pueblos para trascender los horizontes de la modernidad, la plurinacionalidad y el Buen Vivir como desafíos y oportunidades para pensar y construir comunitariamente una Abya Yala soberana y plurinacional sensible a los límites de nuestra Madre Tierra.

El día 22 de noviembre, previo al II Encuentro de pueblos y comunidades en movimiento, se realiza un Encuentro Internacional de Comunicadores/as de y desde los pueblos. En esta cita se aborda la urgente necesidad de una comunicación decolonial para visibilizar y articular las luchas de los pueblos en y desde diferentes territorios de Abya Yala  y originarios.ar está presente exponiendo sobre la Comunicación con Identidad como herramienta de la batalla cultural y comunicacional en Argentina.

Retos y desafíos de Abya Yala Soberana

Fortalecer el espacio con más presencia activa y visibilizar las luchas. En el marco de la nueva geopolítica emergente, el Continente necesita de movimientos de pueblos y sectores populares articulados capaces de hacer de Abya Yala un actor importante y propositivo en la era post pandemia. Esto implica, no sólo sumar más organizaciones al espacio de Abya Yala Soberana, sino sobre todo consolidar y actualizar su horizonte teórico, y metodologías de luchas simultáneas e innovadoras.

La articulación continental de los esfuerzos comunicacionales desde los territorios y comunidades en resistencia es otro de los desafíos esenciales. Los pueblos hablamos diferentes idiomas y lenguajes plurales, y nuestras verdades no necesariamente forman parte de la agenda informativa de los medios corporativos, ni tampoco necesariamente de los medios alternativos.

Consolidar movimientos sociopolíticos en el Continente. Nuestro Continente, muy a pesar de las bicentenarias repúblicas, con sus respectivos estados naciones, continúa siendo una Colonia. Los pueblos y sectores populares continuamos en situación de colonialismo interno y externo. En estas condiciones, fue, es y será insuficiente constituir movimientos sociales incapaces de disputar el poder político a las élites nacionales, regionales y mundiales. Necesitamos construir nuevas lógicas de poder (como servicio) para construir nuevos ordenamientos jurídicos e institucionales. Esto es: construir estados plurinacionales. Y esto sólo lo haremos si pasamos del movimientismo social hacia el ejercicio responsable de nuestra potencia política plurinacional. Necesitamos movimientos sociopolíticos plurinacionales con sus respectivos instrumentos políticos para disputar el poder.

Transitar de lo nacional a lo plurinacional. La narrativa de lo nacional (mexicano, boliviano, peruano, colombiano…) establecida desde los estados naciones fue un justificativo y un eufemismo para naturalizar el colonialismo interno sobre los pueblos y territorios ya por dos siglos.

La segunda emancipación o independencia de los pueblos del Continente necesariamente tiene que redimir, liberar, a los pueblos originarios del peso del colonialismo interno que infringen los bicentenarios estados y empresas transnacionales, y avanzar hacia la construcción de estados plurinacionales con autonomías y demás derechos para los pueblos. La disección cultural/territorial que actualmente sufren los pueblos milenarios divididos en jurisdicciones de diferentes países, y el maltrato a los pueblos como enemigos internos de las repúblicas criollas, debe terminar.

Superar la democracia liberal y avanzar hacia democracias plurales. La democracia liberal, centrada en la representación individual, lejos de democratizar/universalizar derechos, afianzó el individualismo consumista moderno. Y, el individualismo consumista aceleró los procesos de corrupción sistemáticos (en y desde la administración pública) en aras de acumular más riqueza en el menor tiempo posible, sembrando océanos de desigualdad y destrucción del sistema Tierra.

Es urgente transitar, desde los movimientos sociopolíticos articulados, hacia otras formas democráticas que aún subsisten en los territorios como son las democracias comunitarias, participativas, asamblearias, incluso las democracias cósmicas donde intervienen en la toma de decisiones sujetos como la Madre Tierra, las y los ancestros, etc.

Avanzar hacia los buenos vivires. Una de las constataciones que nos deja la crisis múltiple/simultánea que sufre el Planeta y la humanidad, en la actualidad, es que el horizonte civilizatorio propugnado por la modernidad tocó fondo. No se puede buscar el desarrollo incendiando/destruyendo a nuestra única Casa común.

En este contexto las propuestas de los buenos vivires presentes, muy a pesar de la modernidad/cristiandad, en los diferentes pueblos del mundo, se constituyen en otros horizontes de bienestar integral promisorio ya no únicamente para los humanos, sino para toda la comunidad cósmica.

La propuesta de los buenos vivires no aplica únicamente para las comunidades o pueblos rurales, sino también es un imperativo existencial para los pueblos y sectores urbanos. Implica reimaginar comunidades urbanas (superando el individualismo) y rurales. Implica consumir con responsabilidad ecosistémica e intergeneracional. Reconocer derechos y dignidad a los otros seres que hacen posible la Vida en el pluriverso. Implica renunciar al tener y apostar al ser y estar siendo en comunidad.

*CODECA es una organización campesina de agricultores indígenas (hombres y mujeres). Se estableció en 1992 como una forma de hacer más hincapié en la necesidad de vivir con dignidad y cultivar la tierra, algo que actualmente se niega a los agricultores debido a las malas condiciones de trabajo observadas en el campo. Un número extremadamente grande de familias campesinas –más del 90%– que están afiliadas a CODECA carecen de tierra y trabajan como jornaleros agrícolas en grandes propiedades. 

Fuente: www.originarios.org

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Noticias relacionadas:

De la XXVI reunión del Comité de Juventudes Trabajadoras de las América, participan en representación de la CTA Eliana Aguirre y Joana Giménez.
La triple frontera entre Brasil, Paraguay y Argentina, representada por la ciudad de Foz do Iguaçu, en el estado brasileño de Paraná, recibirá la Jornada Latinoamericana y Caribeña de Integración de los Pueblos, del 22 al 24 de febrero, en el Centro de Convenciones municipal.
Fue este sábado y durante la jornada se analizaron los alcances y los resultados del paro y movilización del 24 de Enero.
Es parte de la iniciativa del IEF de conformar una red de observación regional de los dispositivos represivos.

Últimas Noticias:

Rogelio Goiburú, Director de Memoria Histórica y Reparación del Ministerio de Justicia de Paraguay, hijo del detenido desaparecido Agustín Goiburú, celebró la condena histórica de Eusebio Torres Romero, un policía torturador durante la Dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), en el marco del Operativo Cóndor. El juicio ejemplar dictaminó la pena máxima de 30 años por crímenes de lesa humanidad.
Desde la Secretaría de Relación con los Pueblos Originarios se repudia el avasallamiento contra los derechos de las comunidades Mapuche de Mendoza y Diaguita en Tucumán.
En este informe del Instituto de Estudios y Formación, se retoma la reciente publicación de la Encuesta Permanente de Hogares  sobre ingresos.