CTA

Salud mental, adolescencia y pandemia: “El desafío es volver a la vida, con dos años más encima”

A dos años del comienzo de la pandemia ocasionada por el Covid 19 y el consiguiente aislamiento las consecuencias en la salud mental aún son inciertas. Las únicas cifras referidas a esta problemática son escasas y alarmantes, especialmente si hablamos de las infancias y adolescencias, quienes vieron fuertemente afectado su bienestar emocional.
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email

Son muchos los factores a tener en cuenta para poder dimensionar los efectos de la pandemia: la incertidumbre, el miedo, el aislamiento. También es necesario hablar de la vulneración más cruda: el hambre y la falta de acceso a servicios esenciales.

En el año 2.021, UNICEF presentó un Informe regional de América Latina y el Caribe sobre el estado de las infancias donde se indica que cerca del 50% de los adolescentes de entre 10 y 19 años manifiestan ansiedad y depresión. Aún más alarmante, es que el suicidio es la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 19 años. Asimismo, una investigación sobre el Covid 19 y su efecto en la salud mental de Niños, Niñas, Adolescentes  en la Argentina, realizada por la misma organización, concluye en que las y los adolescentes se vieron mayormente afectados emocionalmente, en especial por la pérdida de proyectos, la disminución de sus posibilidades de participación y la construcción de vínculos sociales.

Una encuesta publicada recientemente por Cruz Roja Argentinarealizada a más de 750 jóvenes de entre 13 y 15, demostró que más del 53% de las personas consultadas vio afectado su bienestar emocional y esto se evidencia en problemáticas concretas como el cansancio, la falta de concentración, la dificultad para revincular socialmente, el malhumor, etc. Asimismo, se demostró que estas problemáticas se hacen más presentes en las mujeres o en personas que tuvieron  covid o cuyos familiares se enfermaron.

Como sociedad, todavía nos resulta difícil dimensionar los efectos de estas medidas de aislamiento y especialmente de la pandemia. Durante los momentos más críticos, los esfuerzos se han puesto en frenar el virus, mientras que el resto de los servicios de salud fueron desatendidos y en algunos casos, directamente suspendidos. Los servicios públicos de salud mental, no son la excepción: la mayoría de los trabajadores de estas áreas afirman que vieron completamente reducido su funcionamiento y que han sido desfinanciados.

Hoy volvemos a la “nueva/vieja” normalidad y pareciera que como sociedad, la mejor forma que encontramos para dejar atrás aquellos días, es no hablar de todo lo que nos pasó ni cómo pudimos transitarla. Es decir ¿por qué está mal hablar de ansiedad y depresión? ¿por qué intentamos negar todo lo que sufrimos viendo y viviendo frente a un virus arrasador? y por último, ¿por qué no se dice que  en estos tiempos no hubo políticas públicas, plasmadas en programas y acciones concretas para abordar y tratar estas cuestiones?

Para conocer y escuchar su relato de este proceso, desde IDEP Salud conversamos con adolescentes para saber cómo transitaron los primeros momentos de la pandemia, qué cambios notaron, cómo vivieron la adaptación a la virtualidad de la escuela y de los vínculos y por último, les consultamos si sintieron acompañados y contenidos en todo este proceso.

VIOLETA, 18 AÑOS

Al comienzo de la pandemia Violeta empezaba a cursar su 6to año, terminó la secundaria y comenzó la universidad en confinamiento:

  • «Mis primeros momentos estuvieron un poco cargados del mismo sentimiento generalizado que se fue gestando, con bastante incertidumbre, con bastante miedo».
  • «Cada día te enterabas de un conocido, una familia que no estaba atravesando la cuarentena en las mejores condiciones y eso era bastante angustiante» » Desde la agrupación secundaria en la que yo militaba pedimos para que nuestros compañeros puedan acceder a los datos móviles, pedimos para que haya más bolsones de comida en las escuelas para que las familias puedan pasar a retirarlos».
  • «Creo que al colegio y a las instituciones en general les costó la adaptación a la nueva realidad tan inesperada. Había que generar nuevas herramientas, buscar de qué forma conectarnos porque había muchos compañeros que no tenían acceso a wifi a datos móviles, compartían una computadora entre una familia numerosa».
  • “El desafío es volver a la vida, con dos años más encima. Es algo completamente nuevo”.

VALENTINA,13 AÑOS

  • Al principio pensé que se me iba a ser fácil , pero después no tenía ganas de hacer nada y fue empeorando todo hasta que por fin en un momento logré organizar todo. Yo creo que cambié bastante desde el 2020 hasta hoy, en bastantes cosas y una de ellas es la personalidad, más que nada porque pasé por toda la preadolescencia en pandemia y por eso me costó más.

ADAPTARSE A LA VIDA VIRTUAL

  • Al principio fue difícil , pero después cuando me adapte se me hizo muy fácil. Y sobre el acompañamiento y la contención dio su opinión: “creo que eso depende mucho de lo que cada uno necesitaba en ese momento , pienso que cada uno a ese tema lo paso de distinta forma. Pero en mi caso por lo menos no me acompañaron , los únicos que me ayudaron en todo el proceso fueron mis papás y mis amigos”.

LUCÍA, 17 AÑOS

  • «Durante la pandemia no te das cuenta que cambiaste, hasta que volves a la normalidad y te das cuenta que ya no reaccionas igual que antes»

JOAQUÍN14 AÑOS

  • “Los primeros momentos de la pandemia fueron como 15 días más de vacaciones, pero sin poder salir. Todo muy lindo hasta que se empezó a extender y extender y cada vez se tornaba más denso el ambiente. No note muchos cambios en mí en ese tiempo, aunque se que cambie. Tanto tiempo encerrado no pude experimentar lo que era la secundaria en ese entonces, ya que justo había entrado a primero, no tenía mucho vínculo social en ese momento así que digamos que tampoco me pegó tan mal”. 

ADAPTARSE A LA VIDA VIRTUAL

  • Al principio costó un poco adaptarse. El tema de hacer los trabajos por computadora o hasta a veces en hoja, sacar y mandar fotos a los profesores, hasta que te acostumbras y se torna algo diario y normal. Yo creo que el primer año de pandemia estuvo medio flojo, ya que eran los trabajos con textos y hacerlos por nuestra propia cuenta, era un Zoom cada tanto y el apoyo del profesor no era el mismo por más que podíamos escribir al correo. El segundo, al principio empezamos con zoom todos los días y trabajos en la página así que digamos que estuvo un poco más movido. Fuera del ámbito de lo que viene siendo los trabajos, no se que ayuda de otros tipos asistieron desde los colegios/instituciones, al no sentir que necesitaba ayuda además no me interese tampoco en buscar.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email

Noticias relacionadas:

La presidenta de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FeSProSa-CTAA), María Fernanda Boriotti, se refirió a la agenda de lucha de la Federación, el trabajo en las provincias y a la desafiliación de la CICOP
Cuatro delegaciones de FeSProSa encabezan paros por reclamos salariales. En tanto, la Federación reiteró el pedido de entrevista urgente con Vizzotti y Moroni para dar curso al compromiso asumido durante 2021.
La Coordinación de Gremios de Salud que integra la Internacional de Servicios Públicos (ISP), a cargo de la presidenta de FeSProSa-CTAA, María Fernanda Boriotti, organizó una mesa de debate sobre el futuro de la salud en Chile a partir de la asunción del presidente Gabriel Boric.
El Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (SIPRUS – Fesprosa) emitió un duro comunicado denunciando la grave situación que atraviesa el sector.

Últimas Noticias:

El secretario general de la CTA, Ricardo Peidro, el adjunto Hugo "Cachorro" Godoy, junto a la secretaria de previsión social Olivia Ruíz, recibieron en la sede nacional de esta capital a referentes y dirigentes del Sindicato de Trabajadores Pasivos, recientemente integrado a la Central.
Gacetilla de prensa a raíz de los malentendidos que se generaron a partir del conflicto que llevamos adelante por el transporte en todo el territorio nacional el día de ayer en marco de la movilización global contra la cubre del G7. En este sentido, queremos aclarar que el corte en Puente Pueyrredón no fue provocado por nuestra organización sino por quienes debían garantizar el operativo y prevenir el asesinato ocurrido en un corte en el interior de la Provincia.
La Misión de Solidaridad Internacional y Derechos Humanos en Ecuador denunció en su informe preliminar seis homicidios, 150 detenciones arbitrarias, secuestros, desapariciones temporales, torturas, tormentos, hostigamientos por razones étnicas y tratos crueles, inhumanos y degradantes en la represión de la protesta social en el marco del Paro Nacional .