CTA

“Mi objetivo en la vida es que todos los represores vayan presos en cárcel común y con perpetua”

Graciela Franzen, ex presa política de la última dictadura, se refirió al proyecto audiovisual que relata su historia junto a la de 199 compañeras más en las cárceles y centros de tortura. “Seguimos la militancia todos los días”, aseguró.
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email

El jueves se presentó en Tecnópolis el libro web Nosotras en libertad que recopila las historias de vida de 200 ex presas políticas luego de abandonar las prisiones del terrorismo de Estado. Se trata de un proyecto audiovisual que incluye textos, fotos y videos que fue impulsado y autofinanciado por la Colectiva de ex Presas Políticas y el grupo de autoras, y que tomó forma durante los meses de la cuarentena.

Esta producción, que estará disponible en la web a partir de este viernes, es la continuidad de ‘Nosotras, presas políticas’, presentado en 2006. En esa ocasión se narró el paso por las cárceles de 112 prisioneras de la última dictadura cívico-militar-eclesiástica y comercial.

“Cuando estuvimos presas, en los peores momentos de tortura nuestra esperanza que nos mantenía vivas era saber que otros continuarían nuestra lucha. Y acá estoy, sobreviviente de tres secuestros realizados por la dictadura y con todas las ganas, todas las pilas de seguir militando”, manifestó Graciela Franzen, ex presa política y militante de ATE desde 1974, en comunicación con Canal Abierto Radio.

Su historia forma parte de este proyecto audiovisual. “Toda mi familia fue militante. De los siete hermanos, cinco fueron secuestrados. A mi hermano mayor lo asesinaron y me dieron la opción del exilio forzoso en España. La solidaridad de este pueblo español que hacía tres años había salido de la dictadura de cuarenta años de Franco. Allí me recibieron e inmediatamente me sumé a la comisión de solidaridad y de familiares que se estaban organizando allá. Seis meses después me preparé para volver con la contraofensiva montonera para seguir luchando y derribar la dictadura cívico-militar”, contó Franzen.

En esta misma línea, remarcó: “Seguimos la militancia todos los días caminando los barrios, acompañando los pueblos originarios en la defensa del agua, contra las represas, contra el desmonte porque nos están destruyendo los bosques nativos en nuestro ambiente, y contra la plantación con agrotóxicos que se usa en el tabaco, en el té, y por el que hace seis meses lamentablemente perdí una hija que desde los cuatro años tuvo cáncer debido a esta contaminación de los alimentos por los agrotóxicos”.

Y denunció que “hoy en democracia hay tanta traición, tanta entrega del patrimonio en el país con respecto al extractivismo y la matriz productiva que explota los territorios y enferma a la población. Por eso, celebro con alegría ver a tantas compañeras sobrevivientes que seguimos luchando de pie por esos 30.000 que se fueron con la esperanza de que nosotros sigamos militando”.

Te puede interesar: Cinco perpetuas por la represión a la Contraofensiva: “Volver al país fue lo más lindo que me pasó en la vida”

Con respecto a los juicios a genocidas por crímenes de lesa humanidad, Franzen expresó: “Mi objetivo en la vida es que todos los represores vayan presos en cárcel común y con condena perpetua. También que podamos encontrar a los hijos apropiados de compañeros desaparecidos. Lamentablemente tardaron demasiado estos juicios, nosotros en la provincia de Misiones éramos más de 600 presos políticos de los cuales sobrevivimos cincuenta, porque murieron al poco tiempo de salir en libertad por las graves secuelas físicas y psicológicas. Fuimos alrededor de cien los que declaramos en los cuatro juicios de acá”.

Y apuntó al Ministerio de Derechos Humanos de la Provincia por “no estar cumpliendo el rol que corresponde, y está atentando contra los derechos de las comunidades, denunciantes por crímenes de tortura y abuso policial, y criminalizando a muchas madres que denuncian el abuso a sus hijos y van presas por no haberlos cuidado, como es el caso de María Ovando”.

Escuchá la nota completa:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email

Noticias relacionadas:

La CTA Autónoma rechaza el otorgamiento de la prisión domiciliaria al genocida Etchecolatz y advierte sobre un nuevo intento de avanzar hacia la impunidad de los genocidas de la última dictadura. Reclama también el urgente juzgamiento a Blaquier.
Este sábado, compañeros y compañeras de la CTA Autónoma acompañaron a las Madres de Plaza de Mayo al conmemorarse 45 años la primera Ronda.
El militante es reclamado por una fiscalía colombiana por haber integrado las FARC. “De no ser absuelto implicaría una pena de muerte encubierta”, señalaron desde el Departamento de Derechos de los Pueblos de ATE.
  La Masacre de Napalpí fue cometida contra los pueblos Qom y Moqoit el 19 de julio de 1924 por agentes de fuerzas del Estado y paraestatales. El número estimado de víctimas es de 423 asesinadxs, entre ellxs niños, niñas y trabajadores cosecheros.

Últimas Noticias:

El titular de la cartera laboral se reunió con los dirigentes que encabezan la Central para atender las necesidades que padecen actualmente determinados sectores y trabajar en posibles soluciones.
La CTA Autónoma y movimientos sociales marcharon este martes desde Obelisco a la sede del FMI en la Argentina por "la anulación de las deudas financieras ilegítimas impuestas al Sur Global y por el reconocimiento de la Deuda Ecológica". Esta actividad se replicó en más de 30 países en repudio a las imposiciones del Grupo de los Siete.
Alarmante situación de los establecimientos educativos en la provincia de Chubut. A lo ocurrido en la Escuela N°7719 de la localidad chubutense de El Maitén, donde 58 alumnos debieron ser hospitalizados tras sufrir intoxicación por monóxido de carbono; se le suma el caso de la Escuela Provincial N°4 de Rawson, donde tres auxiliares de Educación también presentaron síntomas de intoxicación por monóxido de carbono.