CTA

La flexibilización laboral, al acecho

Personalidades y precandidatos como Horacio Rodríguez Larreta, Martín Tetaz y Florencio Randazzo pusieron en agenda la eliminación de la indemnización por despido, aunque la historia demuestra que esas medidas no son las que impulsan la creación de trabajo. Habla el abogado laboralista Matías Cremonte.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Distintos sectores de la política y el sindicalismo salieron a repudiar el proyecto de ley del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de eliminar la indemnización por despido para reemplazarla por un sistema de seguros de garantía.

El ex presidente de la Asociación de Abogados y Abogadas Laboralistas, Matías Cremonte, sostuvo que “es una propuesta bastante remanida, no es la primera vez que ocurre. Suele atribuirse los males de la economía al trabajo, a los beneficios de los convenios colectivos y a la legislación laboral. Entonces el planteo de la eliminación de la indemnización por despido suele aparecer como una como una receta mágica”.

El Art. 14 Bis de la Constitución Nacional  establece los derechos laborales y protege contra el despido arbitrario. La Ley del Contrato de Trabajo también determina que el despido sin justa causa es un delito y conlleva una multa para los empleadores que equivale a un mes de sueldo por cada año trabajado y que “en algunos períodos de crisis se ha agravado”. En la actualidad se paga una doble indemnización con un tope de 500.000 pesos.

Al mismo tiempo, están prohibidos aún los despidos sin causa por la pandemia, aunque no contempla a los empleos desde 2019 en adelante.

Estas leyes, además de garantizar un piso para las y los despedidos mientras consiguen otro trabajo, sirven para que “el empleador no tenga tan fácil la posibilidad de despedir a alguien sin causa. Funciona como  efecto disuasivo”, sobre todo a quienes tienen más años de trabajo. “Es una protección para quien trabaja pero además es parte de una política social para proteger el empleo en tanto disuade del despido” subrayó el abogado.

“Eliminar la indemnización por despido de ningún modo puede pensarse que va a garantizar el empleo. Mucho menos que va a crearlo, es absurdo desde el punto de la estructura legal y la estructura constitucional. Por otro lado, la historia también demuestra la legislación laboral nunca es la que crea o elimina empleo, siempre en la política económica”, agregó Cremonte.

En distintos momentos de la historia reciente, hubieron legislaciones que promovieron los “contratos basura” y que flexibilizaron las condiciones de contratación, como la Ley Banelco sancionada durante el gobierno de Fernando De La Rúa por pedido expreso del FMI. “Estas legislaciones terminaron en los índices de desocupación más altos de la historia argentina”, recordó el abogado..

Cremonte remarcó:  “se presenta la discusión como una forma de crear empleo, como si la indemnización fuera una traba para la creación de empleo o que para enfrentar una crisis laboral que efectivamente la hay. Pero lo absurdo es que la forma de comenzar a discutir sea ver cómo poder despedir sin ningún costo”.

Escuchá la nota completa:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Noticias relacionadas:

Las delegaciones de FeSProSa-CTAA encabezan medidas de lucha a lo largo y ancho del país.

Últimas Noticias:

“Nuestros jubiladxs y pensionadxs deben estar primeros en la agenda del gobierno”, fue la consigna que unificó las actividades que se multiplicaron por todo el país en las dos jornadas de lucha de la semana pasada.
Habrá paros y movilizaciones para exigir la recomposición salarial del sector. María Fernanda Boriotti extendió la solidaridad de la Federación a las acciones gremiales de estatales, docentes y SUTNA, y afirmó: “Madura la idea de una medida nacional contra el ajuste”.
Sectores concentrados en la exportación de langostino no disimulan su ambición sin límites pidiendo “dólar langostino” y eliminando las retenciones