CTA

YPF cumple 100 años ¡Volvamos a Mosconi!

En el Centenario de YPF, honor a Alonso Baldrich, Julio Krausse, Enrique Hermite, Luis Huergo, Francisco P. Moreno, José Fuchs y demás precursores del petróleo argentino.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

3 de junio de 1922. Hipólito Yrigoyen crea YPF por Decreto. Un Congreso reaccionario saboteó durante tres años el proyecto de ley fundacional. YPF fue la segunda petrolera estatal de su tiempo. En 1925, la Refinería de La Plata era la quinta mayor del mundo. Enrique Mosconi, custodio de una política nacional y popular, desplegó ambiciosas iniciativas.

En estos 100 años se sucedieron buenos y amargos momentos. Por largos períodos YPF fue puntal en la batalla por remover la Dependencia. Una puja aún irresuelta.

Afirmaba Mosconi: “No queda otro camino que el monopolio del Estado, pero en forma integral, es decir, en todas las actividades de esta industria: la producción, la elaboración, el transporte y el comercio. Sin monopolio del petróleo es difícil, diré más, es imposible para un organismo del Estado vencer en la lucha comercial a las organizaciones del capital privado”.

En 1927, a impulso del yrigoyenismo la Cámara de Diputados da media sanción a la nacionalización de los hidrocarburos. La mayoría oligárquica del Senado ni siquiera lo trata. Las principales petroleras (Standard Oil, British Petroleum, Royal Dutch) conspiran. El golpe de Uriburu tiene más olor a petróleo que a pólvora. Comienza uno de los frecuentados períodos de desguace de nuestra YPF.

La Constitución Nacional de 1949 constituye un contundente mojón. Su Art. 40 consagra que “Los minerales, las caídas de agua, los yacimientos de petróleo, de carbón y de gas, y las demás fuentes naturales de energía, con excepción de los vegetales, son propiedad imprescriptibles e inalienables de la Nación, con la correspondiente participación en su producto que se convendrá con las provincias”. En Argentina el agua, los hidrocarburos, los minerales son propiedad de la Nación. Después del 49 vino el 55. Nuevamente a padecer. YPF sufrió el atropello de los intereses imperialistas y sus cómplices locales.

Tras el eufemismo “desregulaciones” Menem liquidó todo lo que tuviera aroma a soberanía. En 1999 REPSOL se apropia de la YPF privatizada.

  1. Cristina Kirchner expropia el 51% de las acciones en poder de REPSOL. La resultante: una nueva Sociedad Anónima con la coexistencia de los sectores público y privado.

Aranguren ministro de Macri. Un empinado personero de los monopolios extranjeros a cargo de la política energética. Entre 2015 y 2019 YPF redujo su participación en gas natural del 38% al 29% del total. Y en petróleo del 47% al 43%.

Contaminadores seriales se lanzaron sobre Vaca Muerta. Bajo un manejo soberano sus recursos nos garantizarían crudo por 100 años. Y gas por 200 años.

El cuidado de la castigada Casa Común demanda cambios en la matriz energética. Ir sustituyendo combustibles fósiles por otros limpios. Poseemos cuantiosos reservorios de litio. Sol quemante en el Altiplano, fuertes vientos en la Patagonia. Inmejorables fuentes energéticas para la obtención de Hidrógeno verde.

La YPF petrolera no desaparecerá. A la vez debiera ser una herramienta para encaminar la transición. Pero la actual YPF está coartada. Su condición de empresa mixta la oscurece. El 49% del paquete accionario es privado.

Además, el falso federalismo de la Constitución de 1994 provincializó el recurso. Las Provincias petroleras, en su mayoría, son gobernadas por sectores complacientes con las corporaciones petroleras.

Mientras tanto el Mellon Bank de Nueva York administra el 42% de las acciones de YPF. Casi el total del paquete privado. Las actas de las Asambleas de Accionistas demuestran que normalmente las mociones se aprueban por unanimidad. Se constata así la convivencia amigable de dos sectores (el público y el privado) con intereses tan contrapuestos. YPF está endeudada, en por lo menos USD 6.400 millones. Los acreedores son Bancos y Fondos de inversión. Varios de ellos (como Black Rock) sentados en ambos lados del mostrador: Accionistas y acreedores. Además, el Fondo buitre Burford reclama ante el que fuera el juzgado neoyorquino de Griesa una cifra que puede ascender a USD 20.000 millones.

Ecos de la irracionalidad bursátil. Según Wall Street YPF valdría 30 veces menos que Mercado Libre. ¡¡¡El principal activo estratégico de la Nación comparado con una mesa larga y unos cuantos teléfonos!!! Ninguna duda que el valor de sus “fierros” (yacimientos, equipos, refinerías, ductos, laboratorios, oficinas) se encuentra innumerables veces por encima de su cotización formal.

La Deuda y demás lacras de la Dependencia asolan nuestra Patria. El FMI y demás “acreedores” procurarán someternos a las reglas del juego de una Deuda eterna. Hay que señalar que la única Deuda es con el Pueblo, sostener nuestros derechos en el Paraná, y defender una YPF al servicio de la soberanía energética son aspectos de la misma lucha.

Un manuscrito escrito hace 100 años: … “llegué a la conclusión de que tales organizaciones, la fiscal y la privada, no pueden coexistir, pues representan dos intereses antagónicos, destinados a vivir en lucha, de la cual sólo por excepción saldrá triunfante la organización estatal.” Al pie de estas líneas, la firma de Enrique Mosconi.

Más que una opinión es un verdadero MANDATO. Debemos llegar al Centenario (viernes 3 de junio de 2022) con una YPF de pie y al servicio de una estrategia nacional. Es Soberanía o Dependencia. Las medias tintas, como bien nos previene Mosconi, serán más temprano que tarde a costa de los intereses del Pueblo y de la Patria. Por tanto

Volver a Mosconi

Por una YPF 100% estatal

Y, entonces sí, a celebrar este primer Centenario

Adolfo Pérez Esquivel, Jorge Cholvis, Hugo Cachorro Godoy, Claudio Lozano, Héctor Gringo Amichetti, Mario Mazzitelli, Ricardo Peidro, Esteban Gringo Castro, Carlos Del Frade, Rodolfo Schwartz, Víctor Carricarte, Mempo Giardinelli, Fernanda Vallejos, Eugenio Raúl Zaffaroni, Miguel Bonasso, Luis Molina, Gabriel Mariotto, Alicia Castro, Jorge Cardelli, Jorge Rachid, Santiago Alí Brouchoud, Rosa Nassif, Luciano Orellano, Julio César Urien, Sebastián Ramírez, Quito Aragón, Tomás Pérez Bodria, Benito Aramayo, Horacio Tettamanti, Luis Tiscornia, Néstor Piccone, Ramón Torre Molina, Carlos M. Vilas, Marisa Duarte, Carina Maloberti, Juan Paunero, Ivan Bascope, Ximena Rattoni, Rubén Marziale, Francisco Ramos, Marta Maffei, Ana Jaramillo, Rodolfo Kempf, Jorge Ottone, Oscar Colo De Issasi, Abel Fatala, Julio Acosta, Fabián Pereyra, José Luis Ronconi, Eduardo Barcesat, Graciela Tejero Coni, Rafael Klejzer, Pablo Spataro, José Pepe Peralta, Luis Launay, Juan Pablo Olsson, Julio Gambina, Fernando Maurente, Marcelo Barab, Martín García, Ricardo Capdevilla, Víctor J. Gallego Soto, Mario Garelik, Esteban Español, Arturo Stabile, Alejandro Marmoni, Leo Bilansky, Hipólito Yrigoyen, Raúl Llaneza, Roberto Lopresti, Héctor Francia, María Marcel, Leonardo Busquet, Gabriel Martínez, Rafael Zayas, Susana Rearte, Daniel Parcero, Silvina Guzmán Suárez, Hugo Ponce, Jorge Hurst, Diana Dowek, Alfredo Saavedra, Arturo Enrique Sampay, Diana Kordon, Darío Lagos, Jose Luis Marchetto, Roberto Vera, Marta Torres, Juan Maya. Mariano Saz, Omar Verdum. Patricia Alegría, Gabriela Martínez Dougnac, José Ceci, Luis Urrutia, Rodolfo de la Vía, María Fernanda Sampay, María Teresa Fulgi, Carlos Álvarez, María Cristina Gauta, Fernando García, Elmer Villarroel, María Oyarzún, Ángel Samite, Mario Rapoport, siguen las firmas

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Noticias relacionadas:

Últimas Noticias:

Fue convocado por la secretaría que conduce Oscar Vallejos para presentar el proyecto de formación de la Central. Será ciclo permanente que busca aportar herramientas a la militancia en la construcción de una central de nuevo tipo, para más organización y poder popular.
“La integración de los pueblos no puede ser sólo comercial o reducirse a tratados de libre comercio”, manifestó este miércoles el secretario General de la CTA Autónoma, Hugo Godoy, durante una reunión preliminar con el Comité Económico y Social Europeo y las tres centrales sindicales argentinas.
Ana Cubilla, Secretaria General de Sour, Feetap, participó en representación de la CTA Autónoma.