CTA

La CTA Autónoma presente en la cumbre del L20 en Indonesia

La secretaria Gremial de la CTA, Alejandra Angriman, disertó hoy en el Labour 20, el grupo de trabajadores de los países miembros del G20. “La dependencia que tienen nuestros países del Sur de las reglas globales nos dificultan poder implementar regulaciones y políticas que permitan avanzar en un desarrollo realmente sustentable”, sostuvo.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Labour 20 (L20) reúne a las centrales sindicales de los países que integran el Grupo de los 20 (G20), el foro que reúne a las veinte principales economías en desarrollo del mundo y del que forma parte Argentina. Este año la presidencia recae en Indonesia y el encuentro se realiza en la isla de Bali.

“La explotación y sobreexplotación de bienes comunes; y la primarización y reprimarización de la economía son decisiones que se toman tanto en los países de la región como fuera de los mismos”, afirmó Alejandra Angriman durante la Cumbre del L20. “La dependencia que tienen nuestros países del sur de las reglas globales nos dificultan poder implementar regulaciones y políticas que permitan avanzar en un desarrollo realmente sustentable”.

La dirigente ceteatista remarcó que “los países industrializados nos demandan materias primas que se explotan con altísimos niveles de daños y de impactos” y, al mismo tiempo, “la política climática de estas naciones externalizan las economías más extractivas y fuertemente primarizadas a nuestros países”.

Argumentó que “la clave para pensar el desarrollo desde otros ángulos es poder agregar conocimiento, valor agregado a la producción, pero para eso es imprescindible discutir la propiedad de la tecnología, la propiedad de la energía, las reglas que definen y cristalizan el desarrollo de los países del Norte Global a costa del subdesarrollo de los países del Sur Global”.

En otro tramo de su alocución enfatizó sobre la clase trabajadora, su composición cambiante y dinámica: “A medida que se imponen formas de trabajo más precarizadas, basadas en tercerización y subcontratación, donde a veces ni se reconoce al trabajador como tal sino como `colaborador´, se vulneran los derechos fundamentales del trabajo y se ataca la identidad misma de la clase trabajadora”. Denunció que “esto impacta negativamente en la capacidad de organización y de acción sindical debilitando las herramientas de lucha”. Por lo que hay que “prestar atención a este fenómeno clave para pensar la transición energética”. Por eso, “insistimos en que ésta debe ser justa para la clase trabajadora, lo que implica pensar en sistemas de protección social más robustos e integrales, mejores y mayores marcos normativos de derechos, respeto de los derechos fundamentales del trabajo, el reconocimiento de los sindicatos y de la libertad sindical”.

Para la Secretaria Gremial de la CTA Autónoma “los mecanismos de mercado mostraron ser contraproducentes y son responsables de las causas del cambio climático, es decir, si los seguimos reproduciendo profundizamos la crisis en vez de enfrentarla”. Y añadió: “El cuestionamiento que realizan los sindicatos a las respuestas de mercado a la crisis climática es que en el fondo no hay discusión sobre el modelo, que solo busca nuevas oportunidades de negocio que profundizan la depredación. Este modelo también explota el trabajo y a la clase trabajadora la excluye del acceso a derechos”.

En ese sentido, aseveró que “el modelo está en la base de la generación de pandemias producto de enfermedades zoonóticas por la crisis de la biodiversidad. La mayor parte de las muertes por COVID 19 provienen de la clase trabajadora, de quienes viven de su fuerza de trabajo, no de las élites”.

Por último, Alejandra Angriman promovió “un modelo de desarrollo sustentable que coloque en el centro el trabajo decente y la vida. La energía es fundamental para la reproducción de la vida y está presente más que nunca en todas las actividades sociales y productivas que desarrollan las sociedades modernas. Para los países de nuestra región resulta fundamental recuperar el control sobre la energía. Modificar los paradigmas de los sistemas energéticos impulsando regulaciones y políticas de control público de la energía y de las tecnologías que se requieren para enfrentar el cambio climático”.

El G-20 iniciará su cumbre este martes 15 y está integrado por Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, EE.UU., Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, el Reino Unido, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea. Representa el 90 % del PIB mundial, el 80 % del comercio global y dos tercios de la población del planeta.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Noticias relacionadas:

La CTA se suma a la iniciativa de la Confederación Sindical Internacional por la Democracia, la Igualdad y la Justicia Social frente a la avance del fascismo en el mundo.
La Confederación Sindical de las Américas realizó en Uruguay su reunión anual preparatoria para la próxima Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT, que se realizará del 5 al 16 de junio en Ginebra, Suiza. La CTA Autónoma estuvo representada por Daniel Jorajuría.
El Consejo Ejecutivo de la Confederación Sindical de las Américas (CSA) se reunió en Brasilia y fue recibido por el presidente Lula da Silva en el Palacio Planalto. Fue parte de la comitiva el exmandatario del Uruguay José Pepe Mujica. La CTA Autónoma fue parte de estos destacados acontecimientos.  
El Secretario de Relaciones Internacionales de la CTA Autónoma afirmó en Kenia, durante el encuentro, “Transición energética justa para el Sur Global”, que hay un “agotamiento del modelo de acumulación y desarrollo global que hoy se expone no solo injusto y depredador, sino también inviable para la mera supervivencia del conjunto de la humanidad y de la vida en la tierra”. Así lo expuso ante 60 dirigentes de la Alianza Internacional de Sindicatos por la Democracia Energética.

Últimas Noticias:

Fue en el marco de una acción que realizó hoy el SITRAJUR, de la que participó el secretario general de la CTA, Hugo “Cachorro” Godoy, y el titular de la FJA, Matías Fachal.
La militancia de la CTA Chaco se suma a la campaña nacional para derogar y anular el DNU 70/23.
La medida busca aliviar la carga sobre los sectores más vulnerables de la población, y tendría una vigencia de 24 meses a partir de su promulgación.