CTA

CTA Autónoma participó de la reunión de EuroLat

La Asamblea Parlamentaria Europeo-Latinoamericana (EuroLat) cerró su convención en la Argentina con un llamado al diálogo por las Malvinas. Las centrales sindicales argentinas manifestaron su preocupación por las asimetrías entre ambas regiones.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

La vicepresidenta y titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, fue la encargada de inaugurar el 13 de abril en el Centro Cultural Kirchner una nueva sesión plenaria de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (Eurolat), integrada por 75 eurodiputados y 75 representantes de los Parlamentos de América Latina y el Caribe, bajo el lema “Una recuperación económica justa e inclusiva en paz”. .

Los copresidentes de EuroLat, presentaron el documento final, de 13 puntos. Se trata del representante a la Cámara del Congreso de la República de Colombia y diputado al Parlamento Andino, Óscar Darío Pérez Pineda, y el diputado al Parlamento Europeo, Javi López, Copresidentes de la Asamblea. Ambos renovaron el pedido de diálogo por Malvinas: “Queremos hacer un llamamiento a la búsqueda de una solución pacífica justa y duradera en la disputa por la soberanía de las islas”.

Ambos copresidentes condenaron la guerra en Ucrania. Sin embargo, no hubo consenso entre los parlamentarios para emitir una declaración conjunta contra la invasión de Rusia a Ucrania. Esta fue rechazada por parlamentarios del Parlasur y de la izquierda europea.

Los principales acuerdos fueron respecto a la pandemia: impulsar la recuperación y establecer que las futuras vacunas contra el Covid 19 sean universales y gratuitas. Mientras que la reconstrucción tiene que dar lugar a una economía más sostenible, más resiliente  y justa.

La asamblea terminó con una serie de aprobaciones en torno a la lucha contra la desigualdad, una mejor redistribución de la riqueza, mayor cooperación entre los bloques para la lucha por la igualdad de género. Asimismo, hizo un llamado a  retomar, lo antes posible,  la cumbre entre la Unión Europea y la CELAC.

En el marco de dicha conferencia las centrales argentinas integrante del Foro Consultivo Económico y Social se reunieron con sus pares del Consejo Económico Social Europeo, se trata de instituciones representativas de la sociedad civil organizada, tanto del Mercosur como de la Unión Europea.

El intercambio se centro fundamentalmente en el acuerdo por el Tratado UE-Mercosur. Se coincidió en que era un acuerdo con tres pilares: el político, el de cooperación y el comercial.

“Hoy el acuerdo político y el de cooperación han desaparecido y solo ha quedado  el comercial y esto no debe pasar”, indicó Daniel Jorajuría, Secretario Gremial de la CTA Autónoma e integrante de la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur (CCSCS).

Se acordó mantener la presión sobre el Comité Consultivo Conjunto para mantener la representatividad, la independencia, la trasparencia y la  autonomía de los actores sociales.

Los representantes europeos plantearon los problemas que trae la guerra: escasez de energía, de alimentos, a lo que suma la dificultad de los refugiados.

Las centrales argentinas manifestaron su preocupación  por las asimetrías de las dos regiones. “Expresamos que no se pueden aplicar las mismas condiciones a una región como la nuestra que tiene un 50% de trabajadores en la informalidad. Argentina  industrialmente no puede dañar a Europa, pero Europa sí podría dañar a la Argentina y al Mercosur”, sostuvo Jorajuría.

“Las otras preocupaciones que nos afectan son las denominaciones de origen, la libertad de las vías navegables (que es innegociable). Sabemos que en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) celebrada en Glasgow solo se han puesto de relieve los intereses de la Unión Europea. Recordemos que el expresidente Lula manifestó que no va a aceptar normas sobre medio ambiente impuestas unilateralmente por la UE”, enumeró el dirigente de la CTAA.

A pesar de las dificultades existentes entre ambos bloques se destacó la importancia de concretar el tratado, importante para una mejor integración mundial. También se rechazaron los acuerdos bilaterales planteados por Uruguay y Brasil que llevan a la destrucción del Mercosur. Y se dijo “No” a la separación del acuerdo político, comercial  y de cooperación.

Se planteó la necesidad de fortalecer las relaciones sindicales a través del Foro Laboral constituido entre la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur (CCSCS) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES).

Por último, se coincidió que entre Europa y América Latina y el Caribe hay lazos afectivos y luchas de intereses.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Noticias relacionadas:

El secretario de Relaciones Internacionales de la CTA repudió el asalto e invasión a la embajada de México en Quito y el secuestro de Jorge Glas, a quien las autoridades mexicanas habían concedido asilo político.
Montevideo recibió a delegaciones de 26 países en defensa de la democracia y los derechos socio-laborales.
La Central obrera repudia los intentos desestabilizadores de Estados Unidos y su embajada en la Habana para generar un ambiente de zozobra e inquietud en Cuba.
El Comité Ejecutivo Regional de la Asamblea de los Pueblos del Caribe exigió el cese de la injerencia en Haití.

Últimas Noticias:

Luego de la jornada de lucha de los trabajadores respaldada por la CTA Autónoma bonaerense, la empresa se comprometió a garantizar la entrega de elementos de seguridad para que los trabajadores puedan realizar sus tareas sin poner en riesgo sus vidas.
El proyecto, que pretende homenajear al presidente estadounidense autor de la Doctrina Monroe, fue presentado por una legisladora del partido de Javier Milei. Repudio de las Juventudes de la CTA.
Esta mañana, en la capital santafesina, se realizó la Asamblea Interestamental de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales.