CTA

Liempe: “Soñamos con una América plurinacional”

La secretaria de Relación con los Pueblos Originarios de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA)-Autónoma, Miriam Liempe, afirmó a AIM que hay que trabajar por una América plurinacional, “donde los pueblos se unan en la diversidad, para enfrentar el capitalismo hegemónico, cambiando la matriz económica y los modos de relacionarse con la naturaleza, generando esperanzas para las generaciones futuras”.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

El murmullo de los pueblos se constituyó en una fuerte voz con la formación de la Runasur, el foro de integración por una América Plurinacional, en contraposición a la matriz capitalista donde los Estados Nación promueven el individualismo y segregan a la población por su capacidad de consumo.

La Runasur “surgió cuando estuvieron exiliados en Argentina Evo Morales y parte de su gabinete, quienes recibieron la solidaridad de muchas organizaciones como la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y CTA”, recordó Liempe, quien precisó que algunos referentes estuvieron en el hotel de ATE “donde tuvimos la oportunidad de tener grandes charlas para pensarnos como parte de los movimientos que participan en la vida y decisiones de nuestros pueblos y desde ahí comenzamos a soñar la propuesta de una América plurinacional, donde los recursos de nuestra Abya Yala estén para la felicidad de nuestros pueblos, porque nuestros jóvenes, niños y las futuras generaciones lo necesitan”.

En ese sentido, destacó que muchos movimientos sociales, políticos, territoriales y sindicales -como las dos CTA y parte de la Confederación General del Trabajo (CGT)- se enamoraron de la propuesta y comenzaron a participar de la mesa técnica de la Runasur que nació en Argentina y se encontró en Bolivia: “Éramos cuatro países (Bolivia, Argentina, Venezuela y Ecuador) y allí se acordó trabajar para llegar a 12 países del sur, con participación de todos los movimientos sociales”.

La propuesta “es que haya Estados plurinacionales, reconociendo la diversidad que pasa por los territorios. En la diversidad hay una fortaleza y con ella vamos a la integración de los pueblos para una América plurinacional”, dijo.

En ese marco, aseguró que los movimientos sociales, políticos, territoriales y sindicales se reconocen en las luchas y fortalecen la plurinacionalidad que la Runasur impulsa con reformas constitucionales y de los Estados: “Ese debate debe crecer en grandes asambleas y encuentros, donde se hable de unidad (no de separación), ya que hoy no se puede tapar más el sol con los dedos porque primero Bolivia avanzó siendo un país plurinacional (que se logró con un presidente indígena) y ahora Chile y Perú hablan de plurinacionalidad y estamos invitando a todos a esto, es decir, a pensarnos desde nosotros”.

“Apostamos al diálogo, pero la disputa es colectiva y cultural y no podemos solo los pueblos originarios cambiar la matriz, sino que debemos hacerlo con aliados estratégicos de la consciencia de que hay que crear un paradigma diferente del buen vivir y no de la muerte ni de la criminalización, sino más bien de escuchar y unirnos en la diversidad reconociéndonos en este proceso.”, afirmó la integrante del pueblo Mapuche.

El cambio de paradigma de los Estados trae inmanentemente debates trascendentales sobre el uso de los bienes comunes, “donde no se extranjericen los recursos de los territorios, ya sean de los originarios o de los hermanos que viven pobres y arrinconados por las multinacionales, porque si no esas empresas terminan decidiendo sobre nuestras vidas”, por lo que “hay un gran desafío por la disputa del sentido político y cultural en Abya Yala y América que implican, incluso, a los partidos políticos y las culturas políticas que transitamos en esta tensión”, remarcó.

Así ante la distopía segregacionista, individualista y de un mundo fragmentado por las clases, los movimientos sociales, políticos, culturales y gremiales de América se encuentran en las calles luchando, siendo protagonistas de la plurinacionalidad sabiendo que está latente el desafío de superación dialéctica y su consecuente praxis política en pugna por un nuevo mundo donde el buen vivir dejará de ser un sueño que surgió del murmullo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Noticias relacionadas:

El dirigente de la CTA Autónoma remarcó la importancia de la discusión con el FMI para el desarrollo de políticas transformadoras en el país. A su vez, destacó la organización de los trabajadores "como un instrumento para construir un nuevo modelo y una nueva perspectiva de unidad de los sectores populares".
Ricardo Peidro, Secretario General de la CTA Autónoma, comentó acerca de las demandas y las expectativas de la Central de cara a su Congreso Nacional, con fecha para el 18 de diciembre.
La secretaria General de la Asociación Trabajadores del Estado y de Organización de la CTAA Rosario, Lorena Almirón brindó una interesante entrevista en donde detalló cómo fue su incorporación al movimiento sindical y la importancia que tiene en la actualidad la militancia gremial feminista que le ofrece al sector una mirada más inclusiva y con igualdad de oportunidades.
Así lo manifestó el dirigente de la Asociación Agentes de Propaganda Médica, Ricardo Peidro, sobre el anuncio del Gobierno para retrotraer y congelar los precios de los medicamentos hasta enero. “No alcanza con el congelamiento, los laboratorios deberían explicar su estructura de costos”, afirmó.

Últimas Noticias:

Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario General Adjunto de la CTA Autónoma, cerró así el 5to. Congreso Nacional Extraordinario realizado el pasado 18 de diciembre en el estadio Malvinas Argentinas de la Ciudad de Buenos Aires. Repasamos los momentos más destacados de su discurso en esta nota.
El Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (SIPRUS – Fesprosa) emitió un duro comunicado denunciando la grave situación que atraviesa el sector.
Los trabajos en el predio de Tafí Viejo, provincia de Tucumán, empezaron hace 20 años, desde entonces hasta la fecha fueron identificados 116 cuerpos de víctimas del terrorismo de Estado de la dictadura.