CTA

La CTA rechaza la decisión de Massa de disponer del Fondo de Garantía de Sustentabilidad para regular el tipo de cambio

El reciente anuncio por parte del Ministerio de Economía que obligará a los organismos oficiales a desprenderse de sus tenencias en bonos nominados en dólares, tendrá un efecto fuertemente negativo sobre el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

La medida persigue el doble objetivo de presionar a la baja la cotización de los tipos de cambios financieros, y al mismo tiempo aspirar pesos del mercado que se transformen en financiamiento.

Las medidas anunciadas a través de los distintos medios obligarían a los organismos públicos a canjear sus tenencias en bonos Globales (en dólares bajo legislación extranjera) por bonos en pesos ajustados por CER o dólar linked, quedando los Globales en manos del Tesoro. Al mismo tiempo obligará a los mismos a vender sus tenencias en bonos emitidos bajo legislación local denominados “AL” en el mercado.

Cabe destacar que hasta el momento estos bonos no podían ser utilizados para las operaciones de dolarización en el mercado conocidas como “contado con liquidación” y dólar MEP. El gobierno removió esa prohibición. Es por demás evidente que ante la falta de reservas y la cada vez más amplia brecha entre la cotización oficial y las financieras, el Ministerio de Economía busca poder bajar la misma ampliando sostenidamente los bonos que permiten esta operación, bajando así su cotización.

De ahí que se combina la venta de los instrumentos AL con su habilitación para la dolarización a través de los mismos. Asimismo, dado que estos bonos se venderán contra pesos (a la cotización del mercado financiero), los pesos que se obtengan serán entregados al Tesoro a cambio de un nuevo bono, permitiendo a este hacerse -según distintas estimaciones- de 2 billones de pesos para financiar el déficit, en momentos en que la recaudación comienza a debilitarse como resultado de la recesión en la que estamos entrando.

Es interesante destacar que, como dan cuenta las distintas notas periodísticas, estas medidas fueron acordadas en una reunión entre el equipo del Ministerio -con su titular a la cabeza- con importantes banqueros, ejecutivos de Fondos de Inversión y Sociedades de Bolsa, tal como sucedió con el último canje. Casi como preguntarle al lobo cómo cuidar las ovejas.

Aquí cabe una precisión: los activos del FGS no pueden ser considerados como tenencias que están en manos de cualquier otro organismo público y sobre los cuales pueda disponer el Ejecutivo ni para aventuras en el mercado cambiario, ni para alimentar cualquier rulo que se le ocurra al Ministro para financiar las cuentas fiscales. En efecto estos activos son el respaldo al Sistema Previsional para cubrir futuras contingencias del mismo.

En este sentido, no parece para nada virtuoso desprenderse de títulos en dólares bajo Legislación extranjera, que tienen mucha mayor fortaleza para su cobertura ante posibles incumplimientos por parte del Estado por nuevos bonos en pesos bajo legislación local para el caso de los globales.

Así mismo los bonos AL que deberían ser vendidos en el mercado secundario no sólo cotizaban al 30% de su valor, sino que además luego del anuncio efectuado bajaron aún más su cotización, como era de esperar. Es decir que los privados se dolarizarán con estos títulos beneficiándose con esta pérdida de valor.

En otro orden es importante precisar que mediante esta operación que pretende intervenir en el mercado cambiario ofreciendo una importante cantidad de bonos AL (distintas estimaciones calculan la tenencia en manos públicas en 35.000 millones U$D, que obviamente no saldrán en un solo ofrecimiento), se cambia deuda intra-Estado por deuda con acreedores privados.

Resumiendo, los organismos públicos (el FGS incluido), serán obligados a vender estos activos a un valor muy por debajo de la par, perjudicando notoriamente su valorización.  Para alimentar “otro conejo de la galera” de un Ministro que para honrar los compromisos con el FMI y alimentar un mercado especulativo, no duda en hacer polvo el patrimonio de los actuales y futuros jubilados, cosa que debe estar por demás clara para el equipo técnico del Ministerio integrado, entre otros, por importantes ex funcionarios del Fondo.

Cabe esperar que tanto la Directora Ejecutiva de la ANSES como el actual Subdirector Ejecutivo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad cumplan con su obligación de tutelar la fortaleza del Sistema Previsional y rechacen de plano esta alocada aventura. Tiene sobrados elementos para hacerlo.

Horacio Fernández, Representante de la CTAA en el F.G.S.

Olivia Ruiz, Secretaria de Previsión Social de la CTA Autónoma

Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario General de la CTA Autónoma

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Noticias relacionadas:

Con la consigna “Abajo la motosierra de Milei y sus aliados”, la CTA Autónoma, ATE -encabezados por su Secretario General, Federico Giuliani, y la Secretaria Adjunta, Silvia Alcoba-, UTS y la UEPC Capital junto a organizaciones sociales del bloque de Unidad Piquetera, marcharon este miércoles a la tarde en la ciudad de Córdoba, en respuesta a las medidas de ajuste llevadas adelante por el Presidente Javier Milei.
Múltiples acciones se llevaron a cabo durante este martes para reclamar por medidas urgentes contra la inflación, la especulación financiera, la devaluación del salario, y para rechazar el tope a las negociaciones paritarias, entre otros puntos.
La CTA Autónoma de la Provincia de Córdoba adhirió a la Jornada Nacional de Lucha por la Emergencia Social dispuesta por la Central y otras organizaciones del campo del pueblo.
Miles de compañeros y compañeras de diversas organizaciones se concentraron para debatir medidas ante las urgentes necesidades de los sectores más vulnerables. En caso de no tener respuestas por parte del Gobierno Nacional, el próximo miércoles se llevarán a cabo importantes acciones en todo el país.

Últimas Noticias:

Fue en el marco de la cuarta ronda de las y los jubilados provinciales y nacionales, en la Plaza San Martín de la capital cordobesa.
Olivia Ruiz, Secretaria de Previsión Social de la CTA Autónoma, expuso en la Comisión de Previsión y Seguridad Social del Congreso.
Desde la CTA de Río Turbio, Santa Cruz, emitieron un pronunciamiento donde se denuncia que el ataque a la empresa carbonífera y a sus trabajadores es parte de una estrategia privatizadora.