PONER EL CUERPO

De eso se trata. En un día como hoy, un día de huelga, se materializa en acciones la esencia del NOSOTROS. Esencia que es convicción y voluntad forjada al calor de mil batallas por la educación y el trabajo.

En estos tiempos “patas para arriba”, donde todo se lo devora la virtualidad, donde el hecho concreto y objetivo es sepultado por un aluvión discursivo casi infranqueable, el gesto decidido y firme de compañeros y compañeras en pie de lucha sigue abonando la idea de que es posible otra alternativa, que no se resigna, que no cede, que sigue de pie. Porque poner el cuerpo colectivamente no es la mejor sino la única forma de vencer a los poderes que humillan y corrompen.