Persecución a l@s luchador@s de todos los pueblos indígenas en todo el territorio nacional argentino. Alerta. El caso de María Mendoza.

Como en el sur, también en el NEA Y NOA, los activistas indígenas que pelean por no ser desplazados de sus ancestrales territorios, tienen una cotidiana y a veces solitaria lucha contra los gobiernos de turno y las empresas multinacionales. No es diferente la situación en Formosa de la de Neuquén, no es distinta tampoco, de la de los hermanos de los pueblos originarios de cualquier parte del Abya Yala, hoy conocida como América Latina.

16174703_764510813699444_3553111169725120405_n
Días atrás María Mendoza, mujer indígena, qom, de Formosa, miembro de la Marcha de mujeres originarias que se realiza desde hace dos años en Argentina, fue apresada junto con su esposo, Eliseo Ninaz, tras realizar una reunión por la planta de uranio que pronto planea instalar en la zona una empresa china. Gracias a la presión y difusión que hicieron compañeros de organismos de derechos humanos, partidos políticos, ongs… María y su marido han sido liberados el día 24. Sin embargo, lejos de que la situación de la compañera se haya aliviado, se agrava y recrudece el hostigamiento cotidiano que sufren ella y su familia. Está siendo judicializada y amedrentada. La” justicia” da lugar a la denuncia de los agresores que son punteros políticos del gobierno y todas las agresiones y violencia que ella y su familia padecen no son recibidas. La situación ha recrudecido y se teme por su integridad física. “Han liberado la zona para los matones del gobierno.” Es lo que denuncian activistas de derechos humanos y de pueblos originarios luego de ponerse en contacto con ella.
Por esta vía, volvemos pública la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra María y su familia y hacemos responsable al gobierno de la Provincia de Formosa de cualquier daño del que pudiera ser víctima la hermana. Llamamos a todas las organizaciones de derechos humanos, partidos políticos y ongs a rodearla de solidaridad y a acompañarla en la demanda puntual que hace contra la instalación de la planta de Uranio de una empresa multinacional que viene a lucrar con la riqueza del país y sus recursos naturales.

FUENTE: http://www.resumenlatinoamericano.org/