Pablo Micheli en Salta “Pensaba que el de Menem fue el peor gobierno de la democracia pero el de Macri lo superó”

De paso por Salta para participar de un plenario de la organización 21F del NOA, el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, dialogó con El Tribuno sobre la situación económica y social en el país y la provincia.

La multisectorial 21F integra a sindicatos y agrupaciones sociales que desde el 21 de febrero vienen llevando adelante manifestaciones en contra de las políticas económicas del Gobierno de la Nación.

Micheli cuestionó el modelo de gestión del presidente Mauricio Macri y anticipó que, si no modifica el programa y empieza a distribuir mejor la riqueza del país, enfrentará un fin de año “movido”. “Cuando se trata de hacer sacrificios y ajustarse el cinturón siempre nos lo piden a los trabajadores, los jubilados y a la mayoría del pueblo”, afirmó.

 

¿Cuál es el objetivo de su presencia en Salta?

Vine porque se teníamos el Congreso del NOA del 21F con distintos sectores que estamos elaborando un programa alternativo al que presenta el Gobierno de la Nación con el Fondo Monetario Internacional, que es para nosotros un callejón sin salida, y para reforzar la Agrupación Nacional de ATE Germán Abdala, que en la provincia es opositora a la de Juan Arroyo.

salta

¿Cómo ve a Salta y qué le transmitieron sus compañeros sobre la situación de la provincia?

La situación es crítica, como en la mayoría del país. Salta es una provincia muy rica que a veces, con tanto turismo y riqueza, pareciera que puede pasar desapercibida la pobreza. Pero en realidad hay muchos problemas. Ni hablar de los trabajadores estatales provinciales y municipales, que tienen salarios muy bajos y, con el costo de vida tan elevado como está, no pueden cubrir las necesidades mínimas. Eso y la falta de oportunidades para los jóvenes es un tema grave en esta provincia, pero no es la única. Es un problema generalizado en todo el país.

Nuestro cáncer hoy es la especulación y la timba financiera que eligió el Gobierno

 

Usted menciona a los empleados estatales y este año, por indicación del Gobierno nacional, se les congeló el sueldo a los empleados precarizados del Estado mientras no se ven ajustes a los sectores más ricos para corregir el déficit…

Sí, esos son justamente los temas que nosotros cuestionamos duramente del Gobierno nacional, los provinciales y los municipios, que cuando se trata de hacer sacrificios y ajustarse el cinturón siempre nos lo piden a los trabajadores, los jubilados y a la mayoría del pueblo. Hay un sector que está representado por los funcionarios de los gobiernos, de los sectores financieros y las empresas privatizadas que están acumulando ganancias monstruosas a la par que se empobrece el pueblo argentino.

 

Hace poco hubo otro un paro nacional pero el Gobierno no parece haber tomado nota del reclamo porque no da muestras de que planee modificar ninguna de las medidas económicas que está llevando a cabo…

Yo creo que el Gobierno siente el golpe cuando hay un paro con una movilización multitudinaria de más de 500 mil trabajadores como la que hubo hace poco. Hace de cuenta que no le afecta pero sí le afecta, porque si nos hubiésemos quedado con la apreciación del Gobierno, habríamos firmado paritarias en todos lados del 15 por ciento y hoy ya se está firmando por arriba del 35 y los camioneros están pidiendo 42 o 43 por ciento. O sea que los planes del Gobierno entre la economía y las medidas de fuerza de los trabajadores organizados en las dos CTA, en varios sindicatos y algunas veces la CGT, va perdiendo consenso con el pueblo argentino y a la vez va cediendo espacio en favor de la gente. Claro, usted dirá que falta muchísimo y pareciera que lo que se consigue, con la avanzada de la inflación y con la crisis que vive la Argentina, es tan efímero que pareciera que fuera nada, pero no es nada.

 

¿Y cómo ve lo que resta del gobierno de Mauricio Macri, que además ya dijo que buscará la reelección?

Dios nos libre de otro mandato de Macri a los argentinos. Ellos mismos lo dicen, el propio Presidente lo afirma: nos esperan 180 días durísimos. ¿Qué es entonces lo que vivimos hasta ahora? Con aumentos de tarifas brutales, con la gente quebrada. Las familias argentinas están en default, no saben cómo pagar las deudas. Las deudas que tienen incluso con la tarjeta de crédito, porque hasta la comida se compra ahora con tarjeta de crédito y les aplican intereses usureros. La gente paga las tarifas de gas y luz en cuotas, ya no saben cómo apretarlos. Por eso decimos desde la CTA Autónoma que tiene que haber una condonación de esa deuda, inmediatamente. Porque la gente no puede seguir en estas condiciones. Y 180 días más de penurias para el pueblo argentino no se aguantan.

Un sector está acumulando ganancias monstruosas a la par que se empobrece el pueblo

 

Viendo lo que hubo y lo que hay en el Gobierno, ¿qué cree que viene? ¿Qué necesita la Argentina?

La Argentina tiene que ir a un modelo productivo industrial y romper con el capital financiero. Nuestro cáncer hoy es la especulación financiera y la timba financiera que es el camino que eligió el Gobierno: poner todo en esta cuestión. Al tener las tasas de interés al porcentaje elevado que tienen es imposible que alguien venga a invertir a la Argentina. Nunca va a convenir con tasas arriba del 60% poner la plata en una fábrica. Hay que romper ese modelo especulativo de timba financiera parasitario y plantear un modelo industrial, agroindustrial que realmente dé espacio a la mano de obra argentina, porque en el país hay mano de obra calificada, lo digo con conocimiento de causa porque la Toyota que se fabrica en la Argentina es de las mejores del mundo y la hacen obreros argentinos que tienen alta calificación en su oficio.

Lo mismo ocurre con la pesca, que sería un gran ingreso para el país si se fueran estas 15 empresas privadas que son las que depredan el mar argentino y hubiera empresas nacionales pescando ahí, o el Estado tuviera sociedad con empresas privadas. Eso generaría inmediatamente unos 50 mil puestos de trabajo y se abrirían mercados para colocar esos pescados en cada puerto desde Tierra del Fuego hasta Mar del Plata, se generarían otros 300 mil puestos de trabajo. O sea que propuestas para un país rico como el nuestro, para salir de esta crisis y dejarse de embromar con jugar a la ruleta o al póker hay, para salir de la timba financiera y ponernos a trabajar de verdad.

 

Decía que vienen 180 días de difíciles, ¿usted cree que el Gobierno se enfrenta al riesgo de pasar un fin de año complicado, como les ha tocado a otros gobiernos?

Nosotros tenemos previsto un paro de 36 horas para noviembre convocado en conjunto por las dos CTA y la CGT, así que el Gobierno va a tener un fin de año recontra movido si no modifica la política económica.

 

Muchos sectores del sindicalismo han manifestado que esperan que este gobierno no complete el mandato, ¿cuál es su postura?

La verdad es que el Gobierno hace todo lo posible para no terminar el mandato. Vive provocando y está golpeando duramente la felicidad del pueblo argentino, entonces hace todo lo posible y lo imposible para no terminar. Pero ojalá que eso no ocurra, ojalá que lleguemos y se cumpla el período constitucional, pero también eso va a depender de que el Gobierno distribuya un poquito más equitativamente la riqueza y no en tan pocas manos como lo está haciendo en este momento.

 

¿Es este el peor gobierno que ha visto como dirigente?

Sí, en el marco de la democracia ha sido el peor gobierno. Pensaba que era el de Menem pero este lo ha superado.

Fuente: www.eltribuno.com