Ortiz: “Desde que detuvieron a estas personas, cesaron las amenazas”

El secretario adjunto de la CTA, Rubén Ortiz, reveló que desde la detención de los dirigentes renovadores Heriberto Oscar Scheibe y Liliana Rolón, ya no recibió más amenazas de muerte, en el marco del conflicto de tierras entre La Misionera SA y campesinos y tareferos de la zona. El trasfondo de las amenazas “es la pelea por la tierra. Esperemos que esto ayude a que se instale una mesa de diálogo”, enfatizó el docente amenazado.

MONTECARLO. El historiador y dirigente de la CTA Autónoma, Rubén Ortiz sostuvo este lunes que tras las detenciones de las dos personas implicadas en las amenazas de muerte a su persona, cesaron los llamados intimidatorios. El dirigente habló esta mañana con MisionesCuatro y sin confirmar ni descartar la información que indica que los detenidos son un matrimonio de dirigentes renovadores, resaltó que las amenazas están vinculadas a un serio conflicto por tierras entre la empresa “La Misionera SA” y campesinos en el límite entre las localidades de Caraguatay y Montecarlo. “Esperemos que esto ayude a que se instale la mesa de diálogo”, resaltó el dirigente, quien aclaró que no conoce ni mantiene ningún tipo de conflicto con el que sería uno de los detenidos, Heriberto Oscar Scheibe, un ex gerente de la Cooperativa Eléctrica de Montecarlo Limitada (CEMIL). En medio del Secreto de Sumario por la causa penal, Ortiz resaltó que “si son estas personas las detenidas (Scheibe y su mujer Liliana Rolón), no tuve ningún problema particulares o privados con (ellos). El problema de fondo es la tierra. Hoy a la tarde tenemos una reunión con las organizaciones y mañana con el gobierno. Esperemos que esto ayude a que se instale una mesa de diálogo”, sostuvo Ortiz sobre el reclamo de tierras por parte de organizaciones de campesinos y tareferos en la zona de Caraguatay. “En un celular solamente, he recibido más de 400 amenazas”, reveló Ortiz, que descree que las intimidaciones hayan podido ser concretadas sólo por dos personas. “Nunca tuve ningún inconveniente con estas personas. No usurpo ni tengo ningún tipo de propiedad”, aseguró Ortiz, quien de todas formas añadió que conoce a Scheibe, quien “ha sido ha sido gerente de la cooperativa (CEMIL)” En esta línea, Ortiz desmintió categóricamente las versiones vertidas por un matutino de Posadas, que afirman que las amenazas no tendrían que ver con la labor sindical del dirigente de la CTA y el MPL. “Esto tiene que ver con mi tarea en los talleres de formación política (a campesinos)”, aseguró. Ortiz insistió en que las amenazas para que abandone la tarea de formación política y sindical a campesinos y tareferos de la zona –actividades brindadas por el Movimiento Campesino de Liberación-, están vinculadas al grave conflicto por tierras que mantienen familias de tareferos y agricultores de la zona con la firma La Misionera SA, que “en su momento era propietaria del 99% de las tierras en Caraguatay”. “En el límite entre Caraguatay y Montecarlo, hay un conflicto de tierras, que nadie puede negar”, insistió Ortiz, quien llamó la atención sobre la carencia de “políticas para que la gente tenga acceso a la tierra para habitar y  producir”. Según el dirigente, “desde Enero venimos dialogando con la Dirección Provincial de Tierras y se está tratando que se arme una mesa de diálogo. Ojalá ahora se dispare más rápido, ateniéndose a estos conflictos. De parte de los trabajadores y campesinos, existe esa voluntad”, enfatizó el dirigente. Al respecto, Ortiz subrayó que “Montecarlo perdió el 50% de sus yerbales. Muchos trabajadores quedaron sin trabajo y buscan lugares para (cultivar alimentos)”. De acuerdo con el docente de historia, son más de 3 mil personas, las que están en conflicto por el acceso a la tierra.

Consultado al respecto de la posibilidad de que el partido gobernante tenga algún tipo de vínculo con la empresa La Misionera SA, con lo que las amenazas contarían con algún tipo de protección por parte del gobierno, Ortiz afirmó que de ser así “estamos ante el infierno de la Política. Confío en la justicia. Tienen que dilucidar quién está detrás de las amenazas”, sentenció. Sin embargo, Ortiz admitió que hay sectores políticos que son afectos a este tipo de prácticas contrarias a la democracia –como las amenazas-, hecho que vinculó con la detención ilegal que sufriera años atrás por parte de la policía de Montecarlo. “A mí la Renovación me metió preso por el reclamo yerbatero. No me va a extrañar que algunos sectores residuales de la Política sigan insistiendo con estas prácticas”, enfatizó. Por otra parte, Ortiz aclaró que “esta causa avanzó” por la presión social de la gente y de hecho, resaltó que las detenciones y la investigación avanzó después de una reunión con el Secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, que estuvo en Misiones, la semana pasada.  “Este problema estalló porque hay un problema social y una falta de políticas públicas. Si eso no cambia, (el conflicto) va a seguir”, subrayó. “Desde que se detuvo a estas personas, cesaron las amenazas”, admitió el dirigente, “eso es muy importante. No es menor que nuestra familia ya no sea amenazada”, finalizó. –

FUENTE: MisionesCuatro.com