Ofensiva contra los trabajadores – el debate en la Mesa de Coyuntura

El martes 11 de abril, invitados por el Instituto de Estudios y Formación de la CTA A, compañeros se reunieron para debatir la actualidad política, económica y social del país en el marco de la Mesa de Coyuntura.

Un dato relevante de la coyuntura es la movilización popular desplegada entre el 6/3 y el Paro General del 6/4, lo que motivó la inmediata respuesta en una nueva ofensiva gubernamental con represión y uso del Protocolo anti piquetes. La movilización del 1 de abril fue el aval social para la actitud del gobierno Macri, exacerbada en la represión a los docentes del domingo 9/4. En la decisión del gobierno se especula con relativo consenso de una parte de la sociedad.

Vale destacar que la ausencia de logros económicos induce una aceleración del proyecto político gubernamental para afirmar un rumbo de “normalización” de la vida política (con represión) para sacar las movilizaciones de las calles, disminuir la protesta y lograr el objetivo de bajar el costo salarial y de producción.

Se apunta a la deslegitimación de la lucha de los/as trabajadores/as y sus reclamos y a la priorización del derecho a la libre circulación por sobre el derecho a la protesta.

No solo represión en el gobierno, sino también iniciativas para la atracción de inversores externos. Se realizó en simultáneo con el Paro General el Foro Económico Mundial para América Latina, durante el cual se reunieron unos 1000 empresarios locales y del mundo con representantes de gobiernos y “think tank“ (tanques de ideas) para debatir e intercambiar acerca de la agenda del capital en la región y el mundo. En esta oportunidad y en los distintos paneles, sobraron los elogios al gobierno y su rumbo de ‘re-inserción al mundo’.  Los empresarios manifestaron la preocupación por el malestar y las movilizaciones populares.

En el cónclave se consideró que la Argentina asumirá la presidencia pro-tempore del G20 – que empieza luego de la cumbre en julio de este año en Alemania – que pondrá los temas de educación y creación de empleo como prioridades en su agenda. No hace falta aclarar, que se trata de empleos precarizados y de re-educar a la juventud y los/as trabajadores/as para que acepten la realidad del desempleo y cambio de trabajo constante. Quedó claro también, que la agenda del Libre Comercio y la generación de una opinión pública favorable al respecto será parte de esta agenda de re-educación.

Por estas razones es que se consideró importante la realización de acciones de protesta que se vienen organizando contra estos foros, especialmente la reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que se celebrará entre el 11 y 14 de Diciembre en el país, ocasión para una masiva demostración de fuerza alternativa y una iniciativa a desplegar durante el 2018 ante la reunión del G20 convocado a la Argentina. Se propuso preparar talleres de (in-) formación y una jornada de pensamiento crítico acerca del tema TLC, OMC y sus consecuencias para los/as trabajadores/as para seguir profundizando el debate en el seno de la CTA A.

Gran parte del debate se concentró en la iniciativa popular del último tiempo y se plantearon desafíos hacia el futuro, para sostener la alta vara de la protesta movilizada, interviniendo en potenciar una perspectiva de alternativa política.

Se requiere profundizar en el programa de los cambios, con más propuestas y no solo la crítica al programa de las clases dominantes. Instalar el tema de la transición de lo actual hacia el rumbo apetecido aparece como una necesidad. Es algo a desplegar en multiplicidad de reuniones y asambleas para contribuir a generar una cultura colectiva por la transformación social.

 Resulta imprescindible confrontar la estrategia discursiva, ideológica y política del gobierno que enuncia la lucha contra las mafias y cierra los caminos de la democracia y libertad sindical como sostiene la CTAA.

La lucha de los docentes resulta emblemática en los objetivos gubernamentales, para avanzar en el disciplinamiento del movimiento sindical, social y popular. En simultáneo, avanzan los acuerdos con empresarios y gremios afines para mejorar la rentabilidad y reducir el costo de producción, caso de los petroleros patagónicos, los mecánicos, y varias ramas de la Industria.

Se prestó atención al tiempo electoral que ya se abrió y se insistió en la importancia de potenciar la dinámica social movilizada para darle materialidad a una perspectiva popular alternativa. El gobierno busca legitimarse y por eso retoma la ofensiva política para disputar consenso, intentando sostener la prédica del 2015, reduciendo la política a la variante macrismo y kirchnerismo, obviando cualquier opción diferenciada.

 Ante la violación y asesinato de Micaela García se generó un debate acerca de la pena de muerte. Se argumentó que existen numerosas y muy valiosas razones por las cuales se abolió la pena de muerte en Argentina y la gran mayoría de los países del mundo. Se subrayó además, que la violencia contra las mujeres es un problema estructural del sistema patricarcal que prevalece en nuestra sociedad, razón por la cual no puede ser combatido con la pena de muerte, sino con una ofensiva de la promoción y materialización de la igualdad de género.