Los santacruceños nos movilizamos en defensa de los derechos jubilatorios, de los salarios y de la educación de nuestros hijos

Desde hace mucho tiempo que la sociedad santacruceña viene reclamando al gobierno provincial que normalice la grave situación que se genera ante la falta de educación, salud, justicia.
22007579_1946562188946155_4247847073830956822_n (2)Los ciudadanos tenemos absoluta conciencia que la responsabilidad de que estos servicios básicos no estén garantizados en santa cruz, es del gobierno provincial, ejercido por el mismo partido político instalado de manera ininterrumpida desde hace casi tres décadas en el poder, incluso con 12 años de ejercicio también a nivel nacional, que solo han dejado a una provincia saqueada por la corrupción y las complicidades, y con sus instituciones descastadas por la incapacidad y la inoperancia.
Tantos años de corrupción e impunidad han generado en muchos una sensación de resignación, pero hay quienes seguimos decididos a continuar la lucha por una santa cruz mejor, y de eso se trata, de renovar el entusiasmo y el compromiso de terminar con esta banda que ha saqueado no solo las finanzas, sino las esperanzas de todo un pueblo.
Queremos advertir que si esto sigue así, el futuro de nuestros hijos corre serio riesgo, y estamos obligados a no bajar los brazos. Porque nos resulta imposible imaginar las próximas generaciones padeciendo lo que desde hace tiempo padecemos, y estamos convencidos que algo distinto va a ser posible si la sociedad en su conjunto se decide de una vez por todas a marcar el camino exigiendo el compromiso con la decencia, la transparencia y el bienestar para cada uno de quienes habiten este bendito suelo.
22008270_1946562335612807_3165540669433292136_n (2)Para eso va a ser imprescindible no resignarnos a naturalizar que nos sigan robando la esperanza. Desde la mesa de unidad sindical convocamos a que entre todas las personas de buena voluntad construyamos ese camino, aportando lo mejor de cada uno para que en santa cruz no haya mas corrupción con impunidad, que solo han tenido como consecuencia que hoy no se paguen los salarios en tiempo y forma, que no tengamos obra social, que en los hospitales no hayan insumos ni especialistas, que cada tanto veamos como atacan nuestro sistema previsional, que nos digan que en esta provincia no se puede tener un salario digno para nuestras familias.
La corrupción de los que gobernaron y nos gobiernan, y que por años se la llevaron contándola por kilos mientras la justicia miraba para el costado, nos ha sumergido en esta crisis sin precedentes, que a los santacruceños nos angustia pero no nos paraliza.
El gobierno provincial, lejos de hacerse cargo del fracaso estrepitoso que han tenido sus políticas, hoy nos dice que si no hay para aumentar los salarios, que si no hay salud, educación ni justicia, la culpa es de los trabajadores.
Desde la mesa de unidad sindical le decimos al gobierno provincial y también al gobierno nacional, que los santacruceños vamos a resistir cualquier intento de seguir sometiéndonos a la miseria, al abandono y a la desesperanza. Que todos aquellos hombres y mujeres preocupados y comprometidos con procurar un futuro distinto al que nos auguran, vamos a mantenernos en alerta para defender firmemente nuestra caja de previsión social, para reclamar que se abran las paritarias y que los trabajadores discutan y obtengan un mejor salario, para exigir que definitivamente nuestros maestros estén en las aulas enseñándoles a nuestros hijos con la mirada puesta en un futuro forjado con mejores perspectivas.

22140922_1946562458946128_6862753504449764544_n (2)
No resignaremos ninguna de las consignas que permanentemente enarbolamos y defendemos. Los trabajadores y la sociedad en su conjunto nos organizaremos para resistir el ajuste que nos quieren imponer, no aceptaremos las recetas que solo generan precariedad laboral, salarial, y nos quitan derechos adquiridos.
Seamos capaces de construir unidad sindical y ciudadana, para enfrentar a todos aquellos cuya única vocación sea la de someternos a políticas donde el avasallamiento de conquistas sociales y de los trabajadores sea el único fin.
La salud, la educación, la justicia, el salario digno son derechos de todos y cada uno. No los resignemos aunque las promesas sean tentadoras. Solo sera posible un mejor futuro si nos hacemos protagonistas, nos comprometemos y luchamos.
Ese es el desafío que tenemos por delante, unirnos para proyectar mejores gobernantes, mejores funcionarios públicos, y exigirles decencia y conciencia social verdadera.-

Prensa CTA-A Santa Cruz