La marcha del 30 es el reclamo de una democracia más participativa

El pasado 30 de marzo suma otra Jornada histórica donde miles de compañeras y compañeros marcharon en todo el país y, en Buenos Aires, a Plaza de Mayo para decirle BASTA a un modelo económico de exclusión y pobreza que data desde el año 2011 y que actualmente está golpeando con fuerza al Pueblo argentino en general.

 

Que se terminen los despidos; Aumento de emergencia para los jubilados; Paritaria Nacional Docente; Paritarias sin techo; Tarifazos; Cierre de importaciones que están fundiendo a las Pymes, fueron algunas de las reivindicaciones que llenaron ayer la Plaza y colmaron las calles en distintas ciudades a lo largo y ancho del país.

 

Somos trabajadores y trabajadoras que estamos pagando con creces la profundización de un ajuste que se viene arrastrando desde el gobierno anterior y que se ha profundizado con el gobierno de Macri. No somos golpistas, no somos desestabilizadores. Somos un pueblo movilizado al que, a través de distintos discursos, pretenden estigmatizar y criminalizar.

 

Negar el derecho a protestar y cerrar canales de diálogo son acciones autoritarias de un gobierno que no reconoce interlocutores. Queremos diálogo serio, donde gobierno, empresarios y sindicatos podamos sentarnos a discutir el rumbo más conveniente para TOD@S, no sólo para algunos. Esto no significa atentar contra un gobierno elegido democráticamente. Por el contrario, es el reclamo de una democracia más participativa.

 

Pablo Micheli – Secretario General CTA Autónoma