LA CTA Autónoma acompaña y se solidariza con los trabajadores en lucha de Córdoba

El paro comenzó el lunes pasado a las 4 de la madrugada, luego que de que los choferes rechazaran el acuerdo salarial del 21 por ciento en tres tramos (entre junio y diciembre) acordado por la UTA nacional, que es traslativo a Córdoba.

Los choferes exigen que se aplique un criterio distinto para Córdoba, para que represente un incremento salarial de alrededor del 33 por ciento. Además, indicaron que en su reclamo también exigen “condiciones laborales adecuadas”, como por ejemplo, un mejor estado de colectivos que conducen todos los días.

Por las medidas de fuerza, que mantiene a miles de usuarios sin servicio de transporte, durante la semana pasada despidieron a más de 100 trabajadores de las empresas Ersa, Aucor, Coniferal y Ersa.

A pesar de esta situación, en las últimas horas los trabajadores habían logrado un acuerdo en el Ministerio de Trabajo provincial y estaban dispuestos a levantar la medida de fuerza. Sin embargo, pasada la medianoche el sector empresario, con el apoyo del intendente, se negó a firmarlo y ratificó los despidos.

En esta lucha, los trabajadores enfrentan a las Empresas del Transporte, al Gobierno Municipal, Provincial y Nacional, la Iglesia a través del Arzobispo local, los Medios de Comunicación Nacionales que invisibilizan el conflicto, los Medios Locales que demonizaron la protesta y a partir de hoy la policía, la Fuerza Aérea y la Gendarmería que intentan, sin poder hacerlo, asegurar la circulación de los colectivos conducidos por ellos mismos; a lo que es necesario agregar la actitud de la Burocracia Sindical, tanto en lo interno de U.T.A. como también en la gran mayoría de los Gremios Cordobeses cuyas Direcciones no participaron de la Marcha Solidaria de hoy a las 14 hs., donde sí las bases se congregaron y marcharon.

Desde la CTA Autónoma ratificamos nuestro apoyo y solidaridad con los compañeros en lucha, denunciamos las medidas que ha tomado el gobierno provincial, con el aval del gobierno nacional, de llenar los micros con gendarmes para obstruir el legítimo derecho a huelga y llamamos a todos los espacios a repudiar el avasallamiento que se está implementando contra los trabajadores y trabajadoras a lo largo y ancho del país.