JOSÉ RIGANE: “EL NUEVO TARIFAZO ELÉCTRICO CASTIGA A LOS QUE MENOS CONSUMEN”

Conferencia de Prensa en Luz y Fuerza de Mar del Plata.

El Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata explicó cómo son los nuevos aumentos de la tarifa eléctrica en la Provincia de Buenos Aires, vigentes a partir del 2 de febrero de 2019. En una conferencia de prensa realizada este lunes 18 de febrero, el Secretario General, José Rigane detalló cada uno de los ítem que establecen los incrementos de la tarifa que ya están vigentes y que comenzarán a llegar con las próximas boletas a cada vecino.

En el 2019 se incrementa un 47 las tarifas de luz en la provincia de Buenos Aires. A comienzos de mes, entró en vigencia el primer tramo que será en promedio del 33%. Luego vendrán otros aumentos de 5% acumulativos para llegar al 47% anual. “Esto es un tarifazo que impacta a todos los usuarios que castiga a los que menos consumen”, condenó Rigane.

También explicó que “hay algunos incrementos que son sumamente significativos, que no aparecen como noticia pero que van a impactar seriamente en el usuario en su boleta final. Por ejemplo las cargas de la energía reactiva se incrementa en 456%, un monto que incrementa la boleta final. Este es un ítem que cobra la empresa dependiendo el tipo de consumo que tenga cada usuario. Otro incremento que no aparece en las noticias es el que por 6 meses el Gobierno provincial autorizó a cobrar a todos los usuarios 54 centavos por Kw/Hr vendido por EDEA y que la empresa distribuidora comenzó a cobrarlo en sus facturas seis días antes de que salga publicado en la Resolución del gobierno provincial. Es decir que si tomamos el incremento anunciado y le sumamos este aumento, el incremento por estos 6 meses es de 65% y esto no aparece contado en ningún lado”.

SIMULACION DE AUMENTOS

A modo de ejemplo, la boleta final en septiembre de 2018 para un consumo de 143 Kw/Hr por mes era de $712, ahora para ese mismo consumo será de $978, lo que significa un incremento del 37%, incluyendo todos los ítem de la boleta. Un consumo de  220 Kw/Hr por mes pasa de $1164 por mes a $1523, un incremento del 32% respecto a septiembre de 2018. Y para una boleta de 310 Kw/Hr por mes, pasa de $1560 a $2055 por mes, un 32% de aumento. Es decir que el aumento es mayor para el que menos consume.

El costo del cargo variable (Kw/Hr) es diferente para las 7 franjas de la Tarifa Residencial, según el consumo. En promedio para las 7 franjas, de enero de 2016 a febrero de 2019 pasó de costar $0,32 a $4,12, un aumento promedio en 3 años de 1278%:

Si tomamos el cargo fijo, otro ítem de la boleta, en el mismo periodo pasó de costar en promedio $5,37 a $305, un incremento promedio de 5681%:

“Si se habla de una inflación anual del 28% pero tenemos una aumento del 47% de la tarifa eléctrica, y salarios congelados, baja de poder adquisitivo, crecimiento de la pobreza e indigencia, vemos que el 2019 será mucho peor que el año pasado”, dijo el Secretario General de Luz y Fuerza de Mar del Plata.

POBREZA ENERGÉTICA

Para Rigane, los aumentos alejan a los argentinos del acceso a los servicios básicos: “Estos nuevos incrementos hacen cada vez más difícil garantizar el acceso a la energía, un derecho básico de todos los ciudadanos para tener condiciones de vida del siglo 21. No acceder a la luz, el gas y el agua significa menos calidad de vida, no es una cuestión menor. Por eso damos la discusión con el ex Ministro Aranguren que dice que la energía no es derecho humano. Esto es absurdo, porque los servicios públicos no se pueden sustituir. Estos tarifazos hacen crecer la pobreza energética en una ciudad como Mar del Plata, con altos porcentajes desocupación, cuando se debe destinar más del 10% de los ingresos familiares al pago de los servicios. Vemos que no hay ninguna iniciativa para resolver este tipo de problemas. No hay decisión política para frenar los aumentos. Las movilizaciones contra los Tarifazos organizadas por las centrales sindicales en todas las ciudades y provincias fueron multitudinarias, y a pesar de eso el Gobierno no tiene ninguna decisión para frenar esto. Por eso las movilizaciones continuarán todo el año y desde la CTA Autónoma planteamos realizar un Paro Nacional general de 24, 36 o 48 horas porque no hay otra alternativa”.