El consumo sigue sin dar señales de vida

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas cayeron 1,6 por ciento en julio frente a igual mes del año pasado, con lo que acumulan una baja anual de 3 por ciento para los primeros siete meses del año, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). El único sector que registró una mejora fue el de alimentos y bebidas, con una suba anual de 0,5 por ciento. Materiales para la construcción se mantuvo sin cambios frente a julio del año pasado y el resto fueron en baja, con principales caídas en calzados (-4,8 por ciento), jugueterías y librerías (-3,9), marroquinería (-3,3), electrodomésticos (-3) y textil (-2,5 por ciento).

“En relación al mes anterior (junio) hubo un crecimiento de 0,8 por ciento, aunque se registra mucha disparidad entre comercios. De a poco se observa una mejora en la confianza en el consumidor, aunque posiblemente eso recién se traduzca en una suba generalizada de ventas cuando prospere el poder adquisitivo de las familias”, indicó CAME a través de un comunicado.

Los datos de julio presentaron gran variabilidad según la provincia, la ciudad o la zona donde se ubica el comercio. “Hay mucha disparidad, algunos negocios comenzaron a recuperarse bien pero otros todavía siguen cayendo. En las ciudades de frontera fue muy importante el acuerdo CAME-ATACYC para repuntar el consumo”, dijo Fabián Tarrío, presidente de CAME. “Este convenio, para dar financiamiento sin interés, tuvo muy buenos resultados y fue un movilizador de las ventas en 76 ciudades que venían muy golpeadas por la competencia de países como Chile y Paraguay”, agregó. CAME también destacó la existencia de numerosas promociones, aunque reconoció que no pudieron impedir la caída de las ventas.

El informe de la entidad detalló que “el efecto vacaciones de invierno se sintió en algunas provincias, especialmente en ciudades de Córdoba y de la Patagonia, donde se incrementó el turismo frente a la temporada pasada y eso se sintió en el comercio minorista”. En la modalidad online, un segmento con baja incidencia todavía, “las ventas aumentaron 3,5 por ciento frente a julio del 2016, aunque eso se explica en mayor medida porque cada vez más gente compra por ese medio”, indicó.

Fuente: Página 12