Día mundial contra el Trabajo Infantil: En América Latina y el Caribe, existen 13 millones (8,8%) de niños en situación de trabajo infantil

DELHI, INDIA - JANUARY 30: Indian children work nearby to their parents at a construction project in front of the Jawaharlal Nehru Stadium on January 30, 2010 in New Delhi, India. The Commonwealth Games are due to be held in the Indian capital from October 3-14, 2010, but concerns remain over construction of its sporting and transport infrastructure. The sheer scale of the project has drawn an enormous population of migrant workers from all over India. This week the High Court of Delhi has sought a response from the Government over the alleged failure to provide all the benefits of labour laws to workers involved in construction work for the coming Commonwealth Games. Workers are being paid below the minimum wage in order to complete these projects whilst also being forced to live and work under sub standard conditions. (Photo by Daniel Berehulak/Getty Images)

l trabajo infantil es un flagelo que afecta a más de un millón de niños en Argentina y a más de 150 millones de niños en todo el mundo. Por este motivo la Organización Internacional del Trabajo conmemora, desde hace 15 años, el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil con el fin de alertar a la población acerca de este flagelo que afecta a millones de pequeños en todo el mundo.

El trabajo infantil es un delito, pero el mundo no parece darse por aludido.

Los números son estremecedores: según datos del Fondo para la Infancia de Naciones Unidas, alrededor del planeta hay más de 150 millones de niños empleados. La Argentina no escapa a este panorama desalentador. Según datos del Barómetro de la Deuda Social, en el país hay más de un millón de niños y adolescentes de entre 5 y 17 años que trabajan, cuando solo deberían preocuparse por jugar y estudiar.

Hace 15 años, en 2002, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) decretó el 12 de junio como el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. La fecha es el recordatorio anual de la deuda que los gobiernos, organizaciones de empleadores y trabajadores, la sociedad civil y otros actores mantienen para tratar de erradicar este flagelo.

Por trabajo infantil se entiende a toda actividad económica y estrategia de supervivencia, remunerada o no, realizada por niñas, niños y adolescentes que se encuentran por debajo de la edad mínima de admisión al empleo, no han finalizado la escolaridad obligatoria, o no han cumplido 18 años en caso de tratarse de trabajo peligroso.

Como suele ocurrir con cualquier proceso social, es imposible analizar este fenómeno aislado de otros factores que inciden sobre él. De hecho, los motivos por los cuales los chicos se insertan en el mercado laboral suelen ser múltiples: necesidades básicas insatisfechas, aspectos culturales, dificultad de acceso a servicios y bienes, y muchos otros.

Con relación a esta problemática, la licenciada Alejandra Perinetti, directora nacional de Aldeas Infantiles SOS Argentina, expresó: “Cada vez que un niño o adolescente se ve obligado a trabajar, sus posibilidades de desarrollarse integralmente y alcanzar su máximo potencial se ven afectadas. Este fenómeno representa una vulneración severa de los derechos de niños, niñas y adolescentes que en muchos casos permite suponer otras vulneraciones tales como el abandono escolar, la falta de cuidados en la salud, la imposibilidad de jugar y descansar adecuadamente”.

En la Argentina, que un niño o niña trabaje, de manera remunerada o no, implica una infracción a la norma. De acuerdo al articulado de la Ley Nº 26.390 de Prohibición del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente, se proscribe para niños menores de 16 años. En esta dirección, la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil coordina, evalúa y da seguimiento a los esfuerzos para prevenir y erradicarlo.

“Es imprescindible un cambio colectivo que garantice a cada niño, niña y adolescente las mismas posibilidades de desarrollarse. Es el principio de una sociedad igualitaria. El ejercicio pleno de derechos es el único camino para un futuro mejor”, concluyó Perinetti.

 

Datos de America Latina y el Caribe:

-Según datos de OIT, el número global de niños en situación de trabajo infantil a disminuido de un tercio desde el año 2000, pasando de 246 millones a 168 millones. De los cuales más de la mitad, es decir 85 millones efectúan trabajos peligrosos (contra 171 millones en el año 2000).

-Casi 115 millones de  de niños entre 5 y 17 años se encargan de efectuar actividades de alto riesgo físico, mental o moral.

-En México viven 3.6 millones de niños que trabajan. La mayoría vive en situación de calle. Esta cifra representa además el 50 % de los niños trabajadores de América Latina

-El tráfico de personas es una de las actividades criminales más lucrativas en el mundo sólo por debajo del tráfico de drogas y el comercio ilegal de armas. Esto incluye principalmente a mujeres y niños con fines de explotación laboral y sexual

-Mexico ocupa el primer lugar en difusión de pornografía infantil

-A pesar de la creencia de las que niñas son más vulnerables ante la trata, los niños también pueden convertirse en víctimas de este delito. La organización ECPAT-USA contra la explotación sexual incluso asegura que ellos suelen ser reclutados a menor edad; es decir entre los 11 y 13 años, mientras que las chicas son más vulnerables alrededor de los 14.

-En México 39.1% de los niños, niñas y adolescentes que trabajan declaran no asistir a la escuela de acuerdo con el INEGI

-Las víctimas de explotación usualmente están expuestas a otros tipos de violencia y suministro de drogas como método de control

-En América Latina y el Caribe, existen13 millones (8,8%) de niños en situación de trabajo infantil, mientras que en la región del Medio Oriente y África del Norte hay 9,2 millones (8,4%).

-La Organizacón internacional del Trabajo estima que a menos medio millón de menores son utilizados contra su voluntad en conflictos armados.

-La agricultura continúa siendo de lejos el sector con el mayor número de niños en situación de trabajo infantil (98 millones, o 59%), pero el número de niños en los servicios (54 millones) y la industria (12 millones) no es insignificante – la mayoría se encuentra principalmente en la economía informal

-Se registró una disminución del40%del trabajo infantil en las niñas desde el año 2000, mientras que en los niños la disminución es del 25%