Declaración de la CTA Autónoma ante el nuevo gobierno electo el 27/10/2019

La CTA Autónoma, en el ejercicio de nuestra autonomía de las patronales, los gobiernos y los partidos, saludamos el triunfo del Frente de Todos del día 27 de octubre pasado, que significa, en primer lugar, la derrota de Juntos por el Cambio que lidera el actual presidente Mauricio Macri que generó duras políticas antipopulares.

Desde la CTA Autónoma, durante estos cuatro años, fuimos parte de diversas iniciativas de lucha basadas en la unidad en la acción. Unidad y acción que objetaron los reaccionarios objetivos de la política oficialista, los que se concentran en la quita de derechos e ingresos de las trabajadoras y los trabajadores para mejorar las posibilidades de las ganancias de los grandes capitales.

En ese camino alentamos la más amplia unidad de acción en el despliegue de 5 paros nacionales y diversas iniciativas para denunciar la dolarización de las tarifas de servicios públicos y de la economía argentina, lo que esencialmente afectaba a la mayoría social de menores ingresos.

Somos conscientes que el sentido principal del voto es de rechazo a una política de hambre y empobrecimiento, de crecimiento del desempleo, la precariedad y pérdidas de derechos sociales, laborales, individuales y colectivos.

Los afectados por la política de Macri y sus asociados son el conjunto del pueblo argentino, que encontró en la fórmula de Alberto Fernández y de Cristina Fernández de Kirchner la posibilidad de infligirle una derrota electoral a la aspiración de un segundo mandato, que estaba financiado por el FMI con a la anuencia del gobierno de EEUU y en forma directa por Donald Trump.

Estamos convencidos que la más amplia unidad de acción en la lucha y la opción electoral constituyeron la base de la derrota de un nuevo período de gestión de Mauricio Macri.

De todas maneras el triunfo no nos impide ver que la votación al oficialismo fue importante y nos desafía a desplegar la máxima unidad de acción para asegurar que se respete el sentido del voto, contra el FMI, el ajuste y la restructuración regresiva de las reformas laborales y previsionales; contra el modelo productivo del agro negocio, la megaminería a cielo abierto, la explotación de los hidrocarburos no tradicionales y se afirme una política de soberanía popular e integración regional.

La elección ocurre en simultáneo con la rebelión popular en Chile, que también se desplegó recientemente en Ecuador y Haití; convergente con la elección en primera vuelta de Evo Morales en Bolivia, y la expectativa del triunfo del Frente Amplio en Uruguay en la segunda vuelta de noviembre.

Desde la CTA Autónoma nos proponemos intervenir para hacer realidad las aspiraciones de nuestro pueblo y abogar por la recuperación de una agenda de integración soberana que aporte al proceso de emancipación de los pueblos que nutre nuestro cotidiano accionar.

Buenos Aires, 28 de octubre de 2019