Concluyó la 2da semana de la Escuela de Formación en Montecarlo

El sábado 28 de enero finalizó la Escuela de Formación en Montecarlo, Misiones, llevada adelante en el monte por el Instituto de Estudios y Formación (IEF), junto a trabajadores rurales del Movimiento Campesino de Liberación (MCL). La formación se realizó dentro del marco de la Escuela de Formación Política del Movimiento Social, en Misiones, impulsada por el Movimiento Pedagógico de Liberación (MPL), la cual este año 2017 cumple su 10° aniversario.

Esta segunda semana de formación estaba dedicada al estudio de la Economía Social y Solidaria, ya que los compañeros/as del MCL en Montecarlo pretenden fundar una Cooperativa de trabajo. Con este horizonte, se empezó a estudiar la diferencia historica y conceptual entre el cooperativismo y la autogestión, el significado de la solidaridad en la economía y la necesidad de dar un vuelco a la economía capitalista basada en la competencia, hacia una economía basada en la satisfacción de las necesidades de las personas y el medio ambiente. En este contexto, se subrayó la diferencia existente entre las cooperativas que aceptan la explotación de la clase trabajadora, y no tienen como objetivo romper con el sistema capitalista, y aquellas que consideran a la autogestión como herramienta fundamental en la lucha por la emancipación del hombre y contra el capitalismo.

También se trabajó sobre la historia del cooperativismo a nivel mundial y se evaluaron algunas experiencias, entre ellas una de Venezuela y una de Siria (Rojava), parecidas a la del MCL. Estos ejemplos sirvieron para demostrar que el movimiento por la emancipación de los trabajadores/as y la recuperación de fuentes de trabajo a través del cooperativismo y la autogestión es una realidad global, por lo que ellos/as no están solos en esta lucha.

Durante todo el proceso de formación se transmitieron además otras experiencias argentinas que forman parte de la CTA Autónoma, como son el Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI) y el Movimiento de Liberación Territorial (MTL). El último caso recibió especial atención, ya que el recién fallecido compañero y dirigente del MTL, Carlos Chile, visitó a los compañeros/as del MCL en varias ocasiones, transmitiéndoles la importancia de la lucha campesina por la recuperación de la tierra y ayudando a su organización.

16403077_401758230178401_7820064580131918396_o (2)

En el marco de solidaridad y trabajo en conjunto con los compañeros del MCL y el MPL, se llevo a cabo el asesoramiento de los ex-trabajadores de la Cerámica Guatambu de Montecarlo que tomaron la decisión de tomar la planta con el objetivo de defender sus puestos de trabajo mediante la creación de una Cooperativa de Trabajo.

Además formaron parte de la formación cuestiones técnicas y legales acerca del cooperativismo, viendo los órganos políticos de una cooperativa y los requerimientos para su fundación en Argentina. Punto importante fue también el estudio sobre los distintos factores económicos que influyen en la actividad económica en general, poniendo foco en la productividad del emprendimiento y la creación de valor de un producto. A partir de este estudio, se trabajó en detalle el denominado “factor C”, particularmente presente en emprendimientos de la Economía Social y Solidaria, ya que se trata de un factor que mide el grado de compañerismo, cooperación, sentido de comunidad y accionar colectivo; todos valores que, puestos en práctica, son capaces de amortiguar la falta de capital instalado, la formación técnica, capacidad de gestión y financiamiento.

Otros acontecimientos importantes durante la semana fueron, la realización de un Encuentro de Mujeres, esta vez en el barrio tarefero “4 Bocas” de Montecarlo, donde se puso en debate el rol de la mujer en la lucha y los problemas con los cuales se encuentra a la hora de encararla. Por otro lado, la visita del intendente de Montecarlo, Julio Cesar Barreto, a las chacras de trabajo del MCL, el cual aseguró que va a hacer todo lo que está a su alcance para que los/as compañeros/as puedan obtener las tierras y seguir produciendo asegurando que entablara conversaciones con el Gobierno de la Provincia de Misiones para que expropie las tierras.

Además, los integrantes del IEF, junto con los compañeros/as que acompañaron el proceso de formación, tuvieron la oportunidad de conocer la experiencia de Mondorí, donde tras una lucha de más de una década iniciada en 2001, se ganaron 38.000 hectáreas de tierra que hoy son el sustento de más de 1.100 familias.

Otra actividad de importancia fue la entrega de 250 bolsas de productos, elaborados por los campesinos en las chacras, a vecinos y vecinas de Montecarlo el viernes 27 de enero, con el objetivo de ganar el apoyo de la población y visibilizar la lucha que el MCL lleva adelante por la democratización de la tierra y la Soberanía Alimentaria; ademas de contrarrestar la campaña de demonización iniciada por los empresarios días antes.

El proceso de formación llevado adelante por el IEF cerró el sábado 28 de enero con una evaluación y una clase dada por los campesinos y campesinas, en la cual compartieron su conocimiento sobre el proceso de preparación de la tierra, la siembra y su orientación por la luna, y el tiempo que cada cultivo requiere para su maduración.

Luego se continuó con la evaluación de las dos semanas de formación. Los compañeros/as del MCL coincidieron en la utilidad de la formación y destacaron la importancia de haber aprendido sobre sus derechos, la injusta división de tierras en la provincia, la herramienta cooperativa y el funcionamiento del sistema capitalista; en el cual los patrones no buscan una mejora de la situación de vida de los trabajadores, ya que los necesita sumisos, dependientes y poco calificados, para poder seguir explotándolos.

A partir de esto, los campesinos reforzaron su determinación de fundar una cooperativa de trabajo y aseguraron que ya se sentían más confiados y mejor preparados para llevar adelante semejante empresa. Además, ratificaron su decisión de continuar con el proceso de formación para seguir creciendo en solidaridad, fortaleciendo el compromiso del grupo con la construcción de otra sociedad. En este sentido, se subrayó el rol de la CTA Autónoma como herramienta de lucha de todos los trabajadores/as y se agradeció el apoyo que la Central les ha brindado durante su lucha.

Finalizando la evaluación se hizo un emotivo homenaje a Carlos Chile, inmensamente valorado por todo el MCL, que en su última visita en septiembre del 2016 les había dejado un mensaje que hoy los acompaña en su lucha: “Los campesinos organizados y luchando por su tierra son un terrible ejemplo para el poder”… y acá, no se rinde nadie.