Bonasso advirtió que “no hay ningún tipo de control” en la mina Veladero de San Juan donde hubo derrames

El ex diputado Miguel Bonasso advirtió hoy ante la justicia que “no hay ningún tipo de control” en la mina Veladero de San Juan, donde se produjeron dos derrames de agua cianurada, y denunció por el segundo incidente al presidente Mauricio Macri y al ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman.

En una extensa declaración ante el juez federal Sebastián Casanello, a la que DyN accedió, Bonasso reportó violaciones a la ley de Glaciares que él impulsó y apuntó a vínculos “sospechosos” entre la empresa canadiense Barrick Gold y el área del Conicet que debía investigar el impacto ambiental de ese proyecto minero.

“De todo lo expuesto tiene que haber consecuencias penales. No tenemos información a nivel nacional del grado de derrame que hubo en la última oportunidad y realmente eso denota una grave falta de control y habilita pensar que podría haber un tercer derrame”, advirtió el ex diputado.

“No hay ningún tipo de control en el emprendimiento de Veladero, es un tercer país”, sostuvo, y agregó: “La empresa no ha dado ningún dato cierto en relación al segundo derrame de solución cianurada, y el gobierno y el Estado tampoco se lo han exigido”.

En su declaración ante el magistrado, Bonasso recordó que “hace tres años hice una presentación por tráfico de influencias a la Barrick por el proyecto minero de Pascua Lama en la que denuncié a la entonces presidenta (Cristina Fernández), (al entonces ministro de Planificación) Julio De Vido, (al ex jefe de Gabinete) Aníbal Fernández, (al secretario de Minería) Jorge Mayoral” y otros funcionarios, “y no se hizo nada al respecto”.

“Ahora denuncio nuevamente a todos ellos por el tráfico de influencias, y al ministro Sergio Bergman y al presidente Mauricio Macri por el nuevo derrame de solución cianurada y su inacción ante dicha circunstancia”, afirmó.

Enterados de la declaración, fuentes del ministerio de Medio Ambiente dijeron a DyN que “no hubo inacción”, ya que “funcionarios hicieron al día siguiente una inspección ocular en la mina por el tema de residuos peligrosos”, y sostuvieron que “tras detectarse irregularidades, se hizo una denuncia ante el juzgado federal de San Juan”.

“Por primera vez hay política de Estado en relación a este tema, se está haciendo el inventario de glaciares y se está publicando como corresponde, algo que no pasó en siete años”, añadieron las fuentes oficiales.

Casanello investiga, junto al fiscal Ramiro González, al ex secretario de Minería Jorge Mayoral, al presidente de la Cámara de Minería de San Juan Santiago Bergé, al secretario ambiental provincial Domingo Tello, y a directivos de Barrick Gold, por su responsabilidad en la falta de controles sobre la empresa. Casanello y González tuvieron a su cargo hasta el año pasado la investigación por el derrame, pero la Corte Suprema les quitó el expediente y resolvió que ese tramo debía llevarlo la justicia de San Juan.

La mina Veladero sufrió dos derrames de agua cianurada: uno el 12 y 13 de septiembre de 2015 y otro el 8 de septiembre de este año.

Los abogados de la Asamblea Jáchal No se Toca, Enrique Viale y Diego Seguí, se presentaron en la causa y pidieron que se investigue a los funcionarios actuales para determinar si cumplieron con la ley 26.639 para la Preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglacial que fija controles para las explotaciones en esa zona.

Sobre este punto, Bonasso declaró que “el ambiente periglacial es fundamental”, porque, alertó, de no existir “el glaciar queda de algún modo desprotegido”.

Asimismo, puso en duda el relevamiento que hizo el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales, dependiente del Conicet, por afirmar que “el ambiente periglaciar es sólo glaciar de escombro”.

FUENTE: DyN