Acosta: “Las que están en default son las familias, que si pagan el gas, no comen”

“Han sido dos jornadas históricas”, definió el secretario general de la CTA Autónoma Jujuy Fernando Acosta al hacer un balance de las medidas de fuerza del lunes y martes últimos, que incluyeron movilizaciones en todo el país. En diálogo con El Submarino Radio (91.5), el sindicalista adelantó que “van a quedar como la antesala de un plan de lucha que va a en camino de voltear este plan económico”.

Acosta destacó el importante grado de unidad de diversos sectores, tanto en el acto central que se realizó este martes en la Plaza de Mayo como en la movilización en San Salvador de Jujuy. “Quedó demostrado masivamente que no hay solo quejas por la situación sino la decisión de pelear para evitar que sigan avanzando con los tarifazos, la inflación, los sueldos de miseria, las políticas que benefician a unos cuantos, poquitos, mientras para los demás hay cada vez más hambre y miseria”, analizó.

Sobre la situación de conflicto que hay en la provincia, Acosta repasó: “Todos los días, las últimas semanas, venía habiendo protestas por conflictos generados por esta misma política económica, la del gobierno nacional y también la del provincial. Lo importante ahora fue haber juntado a todos los sectores un solo día y en un mismo lugar”.

“Las acciones van a seguir porque la situación es dramática, calamitosa”, vaticinó, y enumeró: “Hay cada vez más despidos, más desocupación, y en el sector estatal hay también una desatención de las obligaciones por parte del Estado”.

La próxima jornada de protesta masiva, que tendrá réplicas en todo el país pero epicentro frente al Congreso Nacional, será el día en que se debata el proyecto oficial de Presupuesto 2019. “Ya lo dijo (Sergio) Palazzo el martes -señaló Acosta-, que llamó a votar en contra a todos los que no son del gobierno, porque no se trata de garantizar una gobernabilidad que implica miseria, exclusión y pobreza; se trata de votar para que el presupuesto se ocupe de la inmensa mayoría del pueblo”.

“Lo importante es que el Congreso no convalide este presupuesto y este plan; que se pueda modificar, que haya otro presupuesto -completó-; uno que atienda los problemas de la gente. Porque hoy el default más grande es el de las familias que no pueden pagar el gas o la luz; y si pagan el gas, no comen; y si comen, no pagan los estudios o los remedios. La que está en crisis es la familia, no los bancos ni los tenedores de dólares ni los exportadores”.

“Ellos arreglan con los banqueros y con el Fondo, pero nunca con el pueblo”, remató.