A 52 años de la Revolución de Abril en República Dominicana

Un 24 de abril de 1965 los dominicanos y dominicanas se sublevaron ante la opresión de los poderes fácticos nacionales y Estados Unidos. Exigieron la vuelta al poder de Juan Bosch, primer presidente elegido democráticamente luego del ajusticiamiento de Rafael Leonidas Trujillo.
La República Dominicana conmemora este lunes el 52 aniversario de la insurreción y victoria cívico-militar que dio inicio a la Revolución de Abril de 1965 o Guerra Patria, uno de los sucesos más relevantes de la historia política y social de ese país caribeño.

El 24 de abril de 1965 se sublevaron los campamentos militares 16 de agosto y 27 de febrero -ubicados al este de Santo Domingo (capital) y simultáneamente miles de dominicanos salieron a las calles con el objetivo de restablecer el gobierno constitucional del presidente Juan Bosch, derrocado el 27 de septiembre de 1963 por una conspiración del Estados Unidos a través de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la oligarquía y la jerarquía eclesiástica dominicana.

Ese día, un grupo de oficiales creó el Comando Militar Revolucionario encabezado por los coroneles Vinicio A. Fernández Pérez, Giovanni Gutiérrez Ramírez, Francisco Alberto Caamaño Deñó y lograron cohesionar un movimiento cívico-militar que destituyó el triunvirato encabezado por Donald Reid Cabral y el pueblo en armas juramentó al Dr. Rafael Molina Ureña como presidente provisional de la República Dominicana, siguiendo el hilo constitucional de 1963 y en su condición de presidente de la Cámara de Diputados que fungía al momento del golpe a Bosch.

Reid Cabral informó a la embajada de Estados Unidos que se proponía “rodear el campamento rebelde 27 de Febrero con tropas leales y cortar los servicios”.

Cerca de la medianoche, un coronel del ejército de Estados Unidos acudió al sublevado Campamento 16 de Agosto e increpó al capitán Mario Peña Taveras (uno de los oficiales rebeldes) sobre lo que había sucedido.

“Lo que está pasando aquí es un problema de los dominicanos que va a ser resuelto por los dominicanos”, respondió de manera enfática el militar perteneciente al bando constitucionalista, quienes lucharon para preservar la legalidad, justicia, democracia, libertad y soberanía nacional de la República Dominicana.

El coronel Francisco Caamaño fue el líder del movimiento cívico-militar dominicano.

Los militares patriotas comandados por Caamaño asaltaron la Intendencia del Ejército Nacional, mientras otras agrupaciones militares ocuparon la ciudad de Santo Domingo.

Una vez que la insurrección popular logra deponer el gobierno del triunvirato, el 25 de abril, reunido el Congreso Nacional y restaurada la Constitución, fue juramentado y posesionado un gobierno constitucional transitorio.

Al verse derrotados, un grupo de generales dirigidos por Elías Wessin y Wessin, por órdenes del gobierno norteamericano, realizaron bombardeos aéreos en horas de la tarde el Palacio Nacional, donde se encontraba el presidente Molina y su gobierno, dando inicio a la denominada Guerra Patria, que duró tres días.

Los constitucionalistas bloquearon el Puente Duarte para impedir el avance de los generales y militares contrarios a la Revolución.

Wessin y Wessin y los militares afines a los poderes fácticos nacionales y extranjeros fueron derrotados de manera definitiva y aplastante por el pueblo dominicano en la Batalla del Puente Duarte.

“Abril del 65 nos muestra lo importante que resulta en la sociedad dominicana la claridad acerca de un objetivo programático adecuado para la movilización popular en pos del desarrollo social”, afirmó el historiador Roberto Cassá en un video difundido por la Presidencia de la República Dominicana este viernes.

Cuatro días después de la victoria popular dominicana, el presidente Lyndon B. Johnson ordena invadir la República Dominicana con 42 mil marines en la denominada “Operación Power Pack”, con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA) y bajo la excusa de “no permitir otra Cuba en el Caribe”. En dicha invasión estadounidense, la segunda en menos de 50 años a la isla caribeña, duró un poco más de un año y fueron masacrados miles de dominicanos y dominicanas.

El Dato: Juan Bosch fue el primer presidente elegido democráticamente luego del ajusticiamiento del dictador Rafael Leonidas Trujillo, impuesto por Estados Unidos en 1930 y gobernante hasta el 30 de mayo de 1961.

Mártir de la Revolución: A raíz del derrocamiento de Juan Bosch el 25 de septiembre de 1965, el coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez y otros militares como Caamaño iniciaron un plan para acabar con el Gobierno de facto del Triunvirato y restaurar el Gobierno constitucional de 1963.

Para el momento del estallido de la Revolución de Abril, Fernández Domínguez se encontraba fuera del pais en misión diplomática, la que aprovechó para organizar al grupo de militares constitucionalistas que lideraron la revuelta cívico-militar.

Regresó a Santo Domingo el 14 de mayo del 1965 pero fue asesinado por un francotirador estadounidense en el intento de retomar el Palacio Nacional (sede del Ejecutivo), cinco días después.

Fuente: http://www.telesurtv.net