20 de diciembre, neoliberalismo y lucha en unidad

Por José Rigane, sec. Adjunto de la CTA Autónoma, sec. Gral. de FeTERA y del Sindicato de Luz y Fuerza

Hoy es 20 de diciembre, una fecha más que importante para el pueblo argentino. En aquella oportunidad se le dijo basta a un gobierno y modelo neoliberal que generó hambre y desocupación y reprimió ferozmente.

 

Hoy, 17 años después, nos encontramos con otro gobierno neoliberal con una política económica dictada desde el FMI y con índices sociales y económicos tremendamente graves. La desocupación se ubicó en 9% (dato oficial del 3er trimestre) y va en aumento; la inflación llegará a casi el 50% en 2018; y tenemos con cada vez más pobreza (33,6% según el Indec). Hay que sumar el terrible dato que indica que la mitad de los niños/as en la Argentina son pobres. Hay que destacar también que el gobierno se jacta (algunos funcionarios en público y otros en círculos de empresarios) de haber golpeado al salario como casi nunca antes. Esto va de la mano de la tremenda precarización laboral que destruye salarios y condiciones laborales, es decir, destruye condiciones dignas de vida de los trabajadores/as.

 

El neoliberalismo es así de voraz y si no lo frenamos avanza. La situación es preocupante para los trabajadores/as, jubilados/as y sectores populares. También esta política económica está arrasando con los pequeños comercios y pymes en todo el país. Pero sería aún más desastrosa la situación si desde las centrales sindicales, los sindicatos, los movimientos sociales, los sectores excluidos y los perjudicados de alguna manera por esta política económica no desarrollamos un plan de lucha con una amplísima unidad de acción.

 

Tenemos que dejar de lado de una buena vez a los egoísmos y personalismos. Tenemos que generar instancias de unidad impulsada por el movimiento obrero.

 

La Multisectorial 21F es un aporte de unidad de sectores diversos y diferentes que va en este sentido. Las agresiones del modelo neoliberal de saqueo y hambre son muy fuertes. Es necesaria una unidad que tenga la misma o mayor fuerza que el neoliberalismo consiguió.

 

No podemos dejar pasar más tiempo. Hay que construir un plan de acción en unidad y desde la CTA Autónoma es lo que intentamos, humildemente, construir día a día.

 

Nada va a detener nuestra lucha, que es la lucha de los trabajadores/as y el conjunto del pueblo.